La fórmula de las pruebas rápidas de COVID-19 para salvar el turismo

El sector turístico busca la manera de salvar los viajes frente a la crisis provocada por el coronavirus. Agencias de viajes, compañías aéreas y hoteleros apuestan por activar las pruebas rápidas de COVID-19 para dar garantías de seguridad a los turistas y animarlos a viajar.

Empezaron los Estados a exigir una prueba negativa de coronavirus para dejar entrar en sus países a los viajeros extranjeros. Ahora es el sector empresarial el que se suma a la idea de proporcionar pruebas rápidas a sus clientes. Las aerolíneas ya lo están implantando y las agencias de viajes van detrás.

La intermediación necesita activar el turismo y está cerrando acuerdos con centros médicos internacionales para poder ofrecer a sus clientes las pruebas. Lo que ofrecen las agencias va desde la realización de análisis PCR en centros médicos privados hasta pruebas serológicas con visitas al domicilio de cada cliente.

En España, la cadena hotelera Room Mate se ha avanzado y ha empezado a realizar pruebas COVID-19 gratuitas a todos sus clientes.  Sarasola ha cerrado con Quirón para realizar estas pruebas. La intención es que todos sus clientes y todos sus trabajadores se sometan a un control rápido de antígenos de coronavirus que permitan asegurar que sus establecimientos están 100% libres de COVID. Las pruebas, que ofrecen el resultado en 15 minutos, se pueden realizar unos días antes de llegar al hotel o justo a su llegada. La iniciativa comienza en los hoteles operativos de Room Mate en España y posteriormente las ampliará al resto de establecimientos de la cadena en el extranjero.

0 0 0