La anulación parcial del plan urbanístico de BCN World pone más sombras sobre el proyecto

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado una parte del plan director urbanístico del complejo de hoteles y casinos que Hard Rock ha proyectado junto a PortAventura y la Generalitat se ha visto forzada a dilatar los plazos para las compras de los terrenos.

Para el tribunal la nueva readaptación del antiguo BCN World ha planificado las zonas de ocio en un espacio de «riesgo de accidentes graves» al encontrarse próximo al polígono petroquímico de Tarragona. Cuestiona que pueda haber «un número considerable de personas con la posibilidad de coincidir en un lugar en situación de riesgo.»

Los movimientos contrarios al proyecto -Aturem BCN World i eclogistes GEPEC-EdC-que presentaron el recurso al TSJC han aprovechado esta sentencia para intentar doblegar de forma definitiva el plan director urbanístico del centro recreativo turístico de Vila-seca y Salou.

Como reacción a esta sentencia el gobierno catalán alarga hasta el 15 de diciembre el plazo para que Hard Rock compre los terrenos. Se trata de una nueva prórroga en la operación de compraventa de los terrenos propiedad de La Caixa a la Generalidad, que posteriormente adquiriría Hard Rock.

La administración de la Generalitat y el ayuntamiento de Salou han puesto un punto de positivismo en el hecgo de que el TSJC sólo ha anulado parcialmente el plan urbanístico y no lo ha tumbado en su totalidad. Desde la Generalitat aseguran que «el proyecto seguirá adelante con los cambios, las modificaciones y las mejoras que sean necesarias» para adaptarse a la sentencia del TSJC.

0 0 0