El emisor chino, en el punto de mira del shopping

El turismo de compras tiene un cliente diana, el turista chino. Los viajeros procedentes del continente asiático destacan por su pasión por las compras de marcas de alta gama como Louis Vuitton, Lotus, Swarovski, Yves Saint Laurent…

Desde hace años El Corte Inglés está trabajando sobre este cliente. Su estrategia está muy avanzada para sus centros en Madrid y Barcelona. El objetivo ha sido adelantarse al resto de centros comerciales para ser el referente del shopping para los chinos en las dos grandes ciudades españolas.

Por lo general, el turista asiático realiza un gasto dos veces superior a la media del turista. El factor de las compras es uno de los elementos que inciden directamente en el incremento del gasto que realizan en destino.

Una de las estrategias especiales que realiza El Corte Inglés para potenciar sus ventas entre los turistas es aplicar promociones exclusivas para clientes no residentes en España. El turista acumula hasta un 10% del importe de sus compras para utilizarlo en nuevas compras en un periodo corto de días. Así, fidelizan e incentivan más compras durante los días de estancia en Madrid y Barcelona. La devolución del IVA para los turistas no comunitarios es otro gran incentivo que supone una reducción importantísima del precio del producto.

Y en una nueva evolución de la estrategia, El Corte Inglés también trata de expandirse en el mercado chino llegando a acuerdos con plataformas tan importantes como Alibaba y AliExpress.

Los expertos saben que un buen viaje para un turista chino debe incluir la compra de alguna joya o reloj, y artículos de perfumería y cosmética. Así que los principales establecimientos ya cuentan con personal especial para atender al turista chino. Algo similar pasó en su día con el turista ruso. En la ciudad de Barcelona no es nada extraño encontrar información comercial especial para el cliente ruso y las primeras marcas ubicadas en el Paseo de Gracia de Barcelona tienen dependientes que hablan ruso. El caso chino va por el mismo camino.

0 0 0