Colau quiere poner límites de contaminación a Puerto y Aeropuerto de Barcelona

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, está encabezando la lucha contra la contaminación en la capital catalana. Ha puesto en marcha medidas de restricción del tráfico de vehículos contaminantes desde el 1 de enero de 2020 y ahora quiere incidir sobre dos motores económicos esenciales como son el Puerto y el Aeropuerto de Barcelona.

Ambas infraestructuras tienen previsto ampliaciones para incrementar la operativa justo cuando el ayuntamiento quiere que reduzcan sus emisiones. Trasladará esta exigencia a las mesas conjuntas de gestión con las otras administraciones (Generalitat y el Estado) involucradas en el puerto y el aeropuerto.

Es muy probable que durante el mes de enero el gobierno Colau decrete un estado de emergencia climática en la ciudad por la alta contaminación. Por ello, reclama a estas dos infraestructuras claves, que son las más contaminantes, que establezcan zonas de bajas emisiones.

Parece que las medidas establecidas por el Consistorio sobre el vehículo privado son insuficientes para limitar la contaminación. El Puerto de Barcelona es responsable de entre el 7% y el 8% de la contaminación de la ciudad. En el caso del aeropuerto, el Ayuntamiento de Barcelona propondrá eliminar las conexiones aéreas que tengan una alternativa ferroviaria, como por ejemplo la ruta entre Barcelona y Madrid.

0 0 0