Código para el uso racional de l’agua en el sector turístico

La administración catalana y representantes del sector turístico se han reunido para abordar el tema de la sequía y las consecuencias que puede tener sobre el turismo. Uno de los puntos tratados ha sido la elaboración de un código de buenas prácticas para fomentar el ahorro de agua.

Como resultado del encuentro mantenido la semana pasada entre la dirección general de Turismo y los empresarios del sector, han surgido diversas recomendaciones, de carácter voluntario, para potenciar el ahorro de agua.

Las propuestas denominadas “de impulso a la sostenibilidad y al uso racional del agua” contemplan medidas de ahorro, depuración y reutilización del agua. Algunas de las recomendaciones están vinculadas a la mejora de la eficiencia de las instalaciones como la instalación de contadores individuales que permitan controlar la evolución del consumo y detectar fugas o disfunciones.

Con respecto a los componentes concretos de ahorro se proponen reguladores de presión, captadores de agua de lluvia, reutilizadores de agua sobrante de las piscinas y de aguas grises, mecanismos de ahorro para grifos, cisternas y procesos de limpieza, entre otras propustas.

Por último, el código de buenas prácticas para el consumo racional de agua en el sector turístico también incluye un capítulo de sensibilización al cliente. Se pretende ofrecer al turista la posibilidad de tomar parte activa en el ahorro dándole la posibilidad de no cambiar las sábanas o las toallas diariamente.

La intención de la administración es que estas pautas de conducta sean habituales en el sector y no transitorias para los periodos de sequía extrema. La Generalitat de Catalunya ha informado que gracias a las medidas que ha adoptado la administración y a la sensibilización social, la temporada turística se podrá desarrollar con normalidad.

0 0 0