60 millones de pérdidas por las reclamaciones falsas a hoteles españoles

Los hoteleros españoles se plantan ante las denuncias falsas de clientes británicos. La CEHAT ha anunciado a la asociación de turoperadores ABTA que perseguirá por la vía penal a aquellos que interpongan reclamaciones falsas de clientes.

La situación ha llegado a un punto de insostenibilidad. Estiman en 60 millones el importe de las pérdidas que producen estas reclamaciones por intoxicación alimentaria. Los hoteleros quieren involucrar a la turoperación británica en su lucha contra estas prácticas. Les han trasmitido su intención de no pagar las reclamaciones y que tomarán medidas contundentes.

La posición de CEHAT toma un cariz de ultimátum. Están hartos de que turistas, incitados por abogados sin escrúpulos, presenten denuncias en el Reino Unido por intoxicación con la sola prueba de una factura de un antidiarreico expedida en una farmacia española. Estas reclamaciones son trasladadas al hotel que acaba devolviendo el importe de la estancia más una indemnización con tal de evitarse los costes del proceso de una demanda.

El Reino Unido puso en marcha algunas medidas para evitar esta estafa entre sus ciudadanos pero con poca eficacia. Las denuncias han continuado llegando y la patronal hotelera está preocupada porque prevé un verano 2017 aún más complicado. Un 90% de las peticiones que llegan a operadores y hoteleros son mentira. “Si fueran ciertas hace tiempo que se habría decretado una alerta sanitaria mundial”, declaran desde la industria hotelera.

Las principales zonas turísticas afectadas son Baleares, Canarias, Costa del Sol y Benidorm/Costa Blanca pero el fonómeno también ha afectado a establecimientos de otros destinos, entre ellos la Costa Daurada.

Entre las medidas que intentarán poner freno a las indemnizaciones fraudulentas está la persecución en los tribunales españoles de los timadores y la revisión de los regímenes de responsabilidad de las cláusulas contractuales para que sean declaradas nulas dado que alteran la buena fe contractual. Un dato importante a tener en cuenta es que las reclamaciones se pueden realizar hasta pasados tres años de las vacaciones.

0 0 0