Una Semana Santa con perspectivas positivas

Los diferentes subsectores del alojamiento prevén unas buenas ocupaciones para los cuatro días  de la Semana Santa. Tanto la costa como la montaña recibirán un turismo que supondrá un ligero incremento de entre el 1 y el 2% respeto el año anterior. El peso principal lo tendrá el turismo de proximidad.

En el área de Barcelona los hoteles y apartamentos turísticos esperan una ocupación superior al 70% que superará el 80% en la capital. Algunos municipios de costa podrían llegar al 100% como Sitges. El perfil de los turistas de esta zona son mayoritariamente familias. Las comarcas de la Cataluña central, especializada en turismo rural como el Berguedà y el Solsonès, o en turismo religioso gracias al atractivo de Montserrat y a las representaciones de la Pasión podría facilitar una ocupaciónde hasta el 90%.

Los hoteles de la Costa Dorada prevén ocupaciones de hasta el 95%. En los municipios de Salou, Cambrils y La Pineda tienen aproximadamente el 60% de los establecimientos abiertos. Las reservas de última hora serán las que decidan el grado de ocupación final en las comarcas de Tarragona. La Costa Brava con prácticamente todos los establecimientos hoteleros abiertos,  tendrá esta Semana Santa una ocupación entorno al 70%. Por su parte los campings estarán al 50% de la ocupación y sólo la mitad de los establecimientos estarán abiertos.

Las casas rurales catalanas también mantendrán una ocupación importante, un 85%. Según informa el sector del turismo rural las reservas continúan la tendencia de reducir el número de noches. Buena parte de los clientes reservan las cuatro noches de los días festivos y poco más.

En las comarcas de las Tierras de Lleida y los Pirineos aprovecharán el tramo final de la temporada de esquí, el inicio de los deportes de aventura y la oferta de turismo de naturaleza para repetir una buena ocupación turística estos días de fiesta. La media se podría situar alrededor del 85 % entre las diferentes modalidades de alojamiento turístico.

0 0 0