Un macrocomplejo turístico en el Circuito de Montmeló

El Circuito de Cataluña, que acoge cada año las pruebas mundiales de Fórmula1 y de motociclismo, podría convertirse en un complejo de ocio con resorts turísticos y espacios comerciales.

Ya se han presupuestado más de 60 millones de euros para urbanizar la zona anexa a las instalaciones, según informa elEconomista. Este diario explica que la operación está “perfectamente definida” y se está llevando con “sigilo y prudencia” ante los problemas que se ha encontrado BCN World.

El proyecto está aprobado por la Generalitat y su plan director urbanístico ya ha pasado el periodo de información pública. El objetivo es crear un macrocomplejo similar al británico Sylverstone que permita salvar a un Circuito deficitario que acumula pérdidas superiores a los 30 millones de euros en los últimos ejercicios.

Un complejo de ocio, con centro comercial, pistas de karts, hoteles resort y una zona industrial para empresas vinculadas al mundo del motor. Serán 574 hectáreas de terreno de los municipios de Montmeló, Granollers y Parets del Vallés.

El Circuito es un atractivo para el sector turístico de la zona pero sobre todo para la ciudad de Barcelona. Las competiciones internacionales atraen visitantes de todo el mundo que se alojan en la ciudad y realizan un gasto importante. Algunos estudios cuantifican en 330 millones su impacto económico pero la realidad es que las subvenciones públicas son las que mantienen con vida esta instalación. Una parte muy importante de la tasa turística que se recauda en toda Cataluña se destina al Circuito.

0 0 0