Uber es una empresa de transporte y no un intermediario

La situación de Uber en Europa se complica después de que el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictaminado que a la plataforma Uber se le puede exigir licencia -como se hace con los taxistas- al considerarla una empresa de servicio de transporte.

Este dictamen no es definitivo pero pone las bases para el juicio contra la plataforma que en los próximos meses decidirá cómo se deberá ajustar la actividad de esta multinacional en los países de la UE. Ahora, el posicionamiento es que en el caso de Uber pesa más la consideración de empresa de transporte que la de plataforma digital.

Esta manifestación previa del abogado general abre la puerta a que las administraciones exijan a Uber cualquier tipo de autorización para operar y dar servicio. La multinacional se amparaba en la normativa de la Sociedad de la Información para eludir las obligaciones que tienen las compañías de transporte de personas.

El abogado argumentó que el servicio principal que ofrece no es online sino el propio transporte de personas. Tampoco acepta que se considere economía colaborativa porque el compartimento del vehículo no es tal ya que el usuario decide donde quiere ir y el conductor lo lleva allá donde le dicen, exactamente igual que un taxi. Uber anunció que cambiará su estrategia a escala europea para poder operar dentro de la legalidad.

Precisamente han sido los taxistas profesionales los que llevaron ante el tribunal, con sede en Luxemburgo, la denuncia contra la plataforma por considerarla competencia desleal. La sentencia se dictará en los próximos meses pero esta opinión del abogado general tendrá mucho peso en el tribunal europeo. De hecho la decisión definitiva del tribunal sobre Uber será clave para el sector de la economía colaborativa, ya que supondrá por primera vez un posicionamiento jurídico de la UE sobre el tema.

0 0 0 0