Turismo es consumo de experiencias y emociones

“En los catálogos turísticos de los operadores, la imagen de Cataluña como país con oportunidades para el ocio experiencial, creativo y cultural es casi inexistente, mientras las guías turísticas multiplican las propuestas de experiencias concretas basadas en los sentidos”, esta es una de las reflexiones que el profesor Salvador Anton realiza en un interesante artículo titulado las Perspectivas para la innovación en turismo y ocio en Cataluña.

La publicación Paradigmes, en un número monográfico dedicado a las oportunidades de futuro para la economía catalana, ha dedicado un capítulo al turismo. Salvador Anton basa su artículo científico en situar al turismo en el ámbito del consumo de experiencias y emociones. Considera que el desarrollo de productos de ocio y turismo está en una fase de cambios profundos, “tanto desde la perspectiva de las expectativas de los consumidores como desde el punto de vista de la dinámica de los lugares”.

Para Anton el ocio y el turismo se están transformando en actividades complejas con múltiples implicaciones individuales, sociales, económicas, urbanas y ambientales en un contexto en el cual unas pocas grandes empresas a escala mundial (con gran capacidad financiera y posibilidades tecnológicas) lideran el negocio y generan tendencias.

Sobre Cataluña, Anton opina que “conviene pensar en la adecuación del modelo turístico catalán a las nuevas expectativas sociales basadas en este consumo experiencial tanto de los principales mercados emisores de demanda como de la misma sociedad catalana”. “Hace falta incorporar el patrimonio –tanto el físico como inmaterial– al sistema de producción de experiencias y emociones, y configurar nuevos espacios de descubrimiento, relaciones y sensaciones”. En el artículo dice que, todavía hoy, la venta de vacaciones y viajes a precios ajustados constituye la base principal de los negocios turísticos catalanes.

Entre sus reflexiones considera que empresas y administraciones promueven dos alternativas contradictorias: “productos basados en la especificidad de los lugares y la autenticidad de los hechos y la artificialidad y el simulacro como referente final de la experiencia recreativa”.

-El consumo de experiencias y emociones. Perspectivas para la innovación en turismo y ocio en Cataluña: Aquí

-Paradigmes núm. 3: Aquí

0 0 0 0