Stop a los pisos turísticos en Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona suspende nuevas autorizaciones de pisos turísticos en los barrios del Eixample, Gràcia y Sant Martí. La moratoria se suma a la existente en el distrito de Ciutat Vella y prohíbe la regularización de cualquier vivienda turística nueva. El Ayuntamiento se da un margen de seis meses para redactar un plan especial que regule la actividad.

Con esta medida el consistorio da respuesta a la inquietud manifestada por el Gremio de Hoteles de Barcelona que veía como la oferta de apartamentos crecía de forma desmesurada en la ciudad haciéndolos “una competencia desleal”. Por su parte, el sector de los apartamentos turísticos encuentra arbitraria la decisión y reivindica la necesidad de regularizar y legalizar toda la oferta existente. El presidente de Federatur -la federación de apartamentos turísticos de Cataluña-, Lluís Torrent, afirma que “se está criminalizando al sector” y que todo responde a la presión de los hoteleros.

Cuando esté redactado el nuevo plan de usos de la ciudad se podrían limitar zonas y excluir otras donde podría quedar restringida la actividad de apartamentos turísticos. Durante el tiempo que dura la moratoria el ayuntamiento activará mecanismos para informar a los vecinos de la posibilidad que tienen de prohibir la actividad de alojamiento turístico en sus fincas haciendo una modificación de los estatus de la comunidad. De este modo los edificios blindarían la posibilidad de que se instalen viviendas turísticas en sus comunidades en cuánto se levante la moratoria.

El problema, según los empresarios de los apartamentos, es que sin posibilidad real de regularizar esta actividad se generará en la ciudad una bolsa de pisos ilegales porque la demanda de este tipo de alojamiento existe. “La mejor forma de poner orden es regularizando”, la prohibición comportará más ilegalidad, aseguran. El sector de los apartamentos afirma que son los primeros interesados en evitar la competencia desleal y precisamente han colaborado con la Generalitat de Cataluña en la creación de un marco normativo nuevo que va en esta línea.

En Barcelona existen un total de 7.480 viviendas de uso turístico regularizadas –en 2010 eran 2.680-. Casi la mitad de las viviendas actuales, 3.500, se encuentran en el distrito del Eixample, donde los últimos años han crecido exponencialmente después de la prohibición que las autoridades municipales hicieron sobre Ciutat Vella.

0 0 0 0