Sancionan a guías turísticos catalanes por concertar tarifas

La Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) ha sancionado a la Asociación Profesional de Guías de Turismo de Cataluña (APIT) por aprobar precios y condiciones comerciales para la prestación de servicios de guías de turismo. Competencia considera que esta práctica buscaba “no provocar competencia entre ellos”.

El Tribunal de Competencia explica que dado el tipo de infracción, “una fijación de manera directa de precios y condiciones comerciales”, seria merecedora de una sanción elevada. Pero consistente de la dimensión y cuota de mercado afectada reduce la gravedad de la infracción y fija la cuantía de la multa en 70.000 euros para la asociación de guías.

La información, con las listas de tarifas, se publicaba anualmente en la página web de la APIT con un objetivo meramente orientativo para los aproximadamente 150 guías turísticos habilidados que forman parte, se defienden desde la asociación. La resolución de la sanción a los guías turísticos se basa en el artículo de defensa de la competencia que persigue: cualquier acuerdo, decisión o recomendación colectiva, o práctica concertada o conscientemente paralela, que tenga por objeto, produzca o pueda producir el efecto de impedir, restringir o falsear la competencia en todo o parte del mercado nacional y, en particular, los que consistan en la fijación, de manera directa o indirecta, de precios u otras condiciones comerciales o de servicio.

Por otra parte, la autoridad de la competencia catalana ha recordado que las asociaciones “están sujetas a las mismas normas de competencia que las empresas o los operadores económicos individuales en la medida que su conducta pueda afectar a la competencia” y en este caso lo considera acreditado. En la resolución, la ACCO comprueba que las listas de tarifas se han distribuido entre clientes y se han aplicado bajo la denominaciones de “Tarifas mínimas de guías intérpretes de turismo” o “Tarifas de guías oficiales de Barcelona”.

En paralelo la ACCO podría haber sancionado algunos otros guías turísticos. Según relata la guía Marta Roigé en una carta al diario ARA, la Autoridad Catalana de la Competencia le ha remitido una sanción de 1.500 euros. “Por estar apuntada a una web con 96 guías oficiales más dónde había unos precios para visitas guiadas. No era ninguna asociación. Se discutían temas y experiencias”, escribe Roige. La afectada habría presentado alegaciones para demostrar que no se habían pactado precios pero la ACCO las habría desestimado imponiendo la sanción.

Consulta la resolución íntegra

0 0 0 0