Reclaman recursos para promoción turística e implicación al sector privado

Representantes territoriales del sector turístico catalán han reconocido la necesidad de buscar más recursos para la promoción de Cataluña y han pedido una mayor implicación al sector privado, tanto del propiamente turístico como de aquellos que por su actividad se benefician de la llegada de visitantes.

La directora del Patronato de Turismo Costa Brava Girona, Dolors Batallé, ha lamentado que los recursos para promoción procedan de dinero público, una cuantía que ha reconocido que es "insuficiente", y ha animado a mirar hacia el sector privado buscando una mayor participación.

Responsables del sector turístico de las cuatro provincias catalanas también han rechazado la implantación de una tasa turística sobre los visitantes que se alojen en establecimientos hoteleros como una vía para recaudar fondos, ya que han considerado que existen otras fórmulas para financiar la promoción de Cataluña como destino.

El presidente del Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida, Angel Vidal, se ha manifestado "contrario" a una tasa que grave a los turistas directamente, alegando que "no sobran" visitantes. En su lugar, ha apuntado, podría estudiarse incluir una cuantía en las entradas de determinados lugares turísticos. Se ha mostrado partidario, por ejemplo, de crear una tasa para los buscadores de setas que entran "masivamente" en los bosques durante la temporada de setas. Estos recursos, ha explicado, podrían ayudar a reparar el impacto que el alud de visitantes causa en estos parajes.

Por su parte, el gerente del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals, ha insistido en que aplicar una tasa sólo a quienes pernocten en los hoteles –tal y como planteó hace unos meses Turismo de Barcelona en el caso de la capital catalana– es una medida injusta para estos visitantes que haría perder competitividad a Barcelona frente a otros destinos.

En esta mesa redonda con representantes del sector organizada por Magma Turismo, los actores del sector han coincidido en que es necesaria una mayor mentalidad global de marca turística en Cataluña y más colaboración entre los territorios.

"Hace falta una mayor interconexión entre destinos para reforzarnos y lograr la desestacionalización del turismo", ha defendido Batallé, que ha señalado este como uno de los grandes retos del sector para los próximos años. Ha puesto como ejemplo el caso del Pirineo, que debe promocionarse como un destino turístico en su globalidad, más allá de si pertenece a la provincia de Girona o de Lleida./Ag EP

0 0 0