Que los bebés no te amarguen un vuelo

Japan Airlines permite a sus clientes elegir los asientos del avión en función de la ubicación de los bebés que viajan.

La aerolínea ofrece este servicio durante la reserva de billetes en su página web para evitar en la medida de lo posible las molestias que pueden ocasionar las criaturas. En el esquema del avión con la disposición de los asientos se identifican con un icono donde van sentados los menores de 2 años.

Pero la iniciativa no garantiza que el asiento del cliente queda blindado a los llantos de los bebés dado que con posterioridad a la reserva podría producirse otra reserva de un viajero con su bebé. Este servicio de Japan Airlines tampoco está disponible en las reservas realizadas mediante un tercero.

Se trata de una información que pueden tener en cuenta el resto de viajeros cuando cogen un vuelo. Otra aerolínea nipona, All Nippon Airways, también ofrece un servicio similar.

Frente a esta iniciativa que parecería poco amigable con los niños se encuentran otras compañías como Etihad y Emirates que destacan por las facilidades que ofrecen para viajar con niños.

La sensación de que los bebés generan molestias a los viajeros aéreos está tan extendida que llegó al absurdo en un viaje entre Seúl y San Francisco cuando una madre coreana, que se sentía culpable de los posibles llantos de su hijo, repartió entre todos los viajeros tapones y una nota pidiendo excusas de antemano.

0 0 0