Preocupa el comportamiento del mercado emisor alemán

El turismo alemán muestra signos de agotamiento en la costa peninsular española y muy especialmente en Cataluña. En la feria ITB de Berlín el sector busca recuperar la fuerza de uno de los principales mercados emisores del mundo.

El 77% de la población alemana realiza algún viaje vacacional al año, y de estos, dos terceras partes los hacen al extranjero. Además se trata del tercer país que más gasta en turismo. Durante el 2015, por primera vez en la última década, los alemanes han reducido el -3% sus viajes.

Hasta 25,4 millones de turistas alemanes viajan a los países mediterráneos donde España continúa siendo el 1ª destino internacional. Muy atraídos por el sol y playa, la costa catalana, andaluza y valenciana se encuentran entre sus destinos preferidos. Capítulo aparte para las Islas Baleares que concentra el 40% del turismo alemán de todo el Estado. En la feria ITB de Berlín las empresas catalanas quieren frenar el descenso de este mercado tan importante. El balance es muy preocupante. El año pasado cayó en Cataluña mucho más que en el resto de España. Los turistas disminuyeron un -8,6% y el gasto -17,9%. En España la caída fue menos acentuada, un -1,2% el número de turistas y un -1,9% en el gasto.

El comportamiento del turismo alemán para el presente año debe ser positivo. Los turoperadores deben reubicar un contingente de clientes desviados de Turquía debido a la situación de inestabilidad de aquel país. Las reservas de asientos aéreos se ha incrementado desde enero, síntoma que la demanda hacia España se puede recuperar. Lo preocupante es que este 2016 la tendencia a la baja continúa en Cataluña con un -0,6% el número de turistas, pero el que es más preocupante, un -9,5 el gasto.

La propuesta de Cataluña para seducir a los operadores turísticos en la ITB pivota en el turismo enogastronómico, los city breaks, el ciclismo en carretera y el turismo familiar.

0 0 0