Nuevo empujón al Hermitage en Barcelona

Los impulsores privados de la sucursal barcelonesa del Museo Hermitage intentan desencallarlo después de tres años.

La sociedad promotora ya ha dado el paso para solicitar su instalación en la zona portuaria de Barcelona. El Ayuntamiento no ve con buenos ojos este nuevo equipamiento cultural y quieren un proyecto sólido con garantías de viabilidad económica. Existen algunas delegaciones de carácter privado de este museo que no han funcionado.

Se trata de una iniciativa que supondría una inversión de más de 50 millones de euros y un Volumen de visitantes que rondaría los 500.000. En estos momentos la ubicación prevista para el Hermitage Barcelona sería en un edificio cercano al Hotel W.

Este proyecto se presentó en 2012 y durante estos años ha vivido aproximaciones y desencuentros con los responsables públicos. Se trata de una iniciativa privada que puede aportar un nuevo reclamo turístico para la ciudad. La subsede de este famoso museo contribuiría a la renovación del frente marítimo de la ciudad.

Además, la situación del museo, junto a la terminal de cruceros, le confiere aún más el papel de recurso turístico. Barcelona podría exponer obras procedentes del museo Hermitage de San Petersburgo que dispone de más de 3 millones de piezas artísticas.

El futuro del Hermitage Barcelona depende del grado de complicidad que muestre el Ayuntamiento y también será determinante la posición de los vecinos de la zona.

0 0 0