Sólo un 4% de los extranjeros asocia Barcelona con Cataluña

Barcelona y Cataluña deberían sumar sinergias y colaborar para complementarse y potenciarse mutuamente para posicionarse en el mundo, según un estudio de ESADE.

Para la escuela de negocios ESADE, a menudo se ha visto las Marcas de Barcelona y Cataluña como rivales y se ha discutido sobre cuál de las dos debería prevalecer. El resultado hoy, dice ESADE, es una marca Cataluña poco conocida en el mundo y con poca relación con su capital, y una marca Barcelona potente pero con algunas carencias a resolver y muchas posibilidades a desarrollar.

Dos estudios realizados por el Centro de la Marca de ESADE, Barcelona a ojos del mundo y Posicionamiento estratégico de la Marca Catalunya, proponen abandonar su clásica contraposición e incluso confrontación con la que han convivido des de hace años y pasar al entendimiento. Han realizado 2.741 encuestas a ciudadanos de 9 países -Francia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Méjico, Brasil, India y Japón-, así como entrevistas a líderes de opinión y extracción en internet de comentarios sobre la ciudad.

En términos generales, espontáneamente los ciudadanos extranjeros ligan Barcelona con el turismo y a unos tópicos que todavía se repiten de forma generalizada. Es una ciudad de España (26%), que destaca por el fútbol (26%), por haber sido olímpica (14%) y por su oferta cultural (9%).

Cataluña, en cambio, no cuenta todavía hoy con esta relevancia a nivel internacional, ni con una marca tan definida, pero sí tiene grandes potencialidades que permitirían adquirir una imagen fuerte. Esto ayudaría a Barcelona a explotar mejor sus potencialidades y diversificarlas, mientras Cataluña como marca internacional necesitará ineludiblemente ir de la mano de Barcelona.

Sólo un 4% de ciudadanos del mundo asocian Barcelona con Cataluña. Barcelona se conecta espontáneamente como ciudad a España en porcentajes muy altos que se convierten en casi nulos en su relación con Cataluña. En todos los países encuestados se relaciona Barcelona con Cataluña pero los niveles de asociación espontánea son discretos en Europa (5,7%) y América Latina (5,3%) y muy bajos en Asia (3,3%) o EE.UU (0,3%), incluso si se ha visitado la ciudad.

ESADE propone potenciar la marca Catalunya dándole una imagen de territorio de valores y activos marcados por la fuerza, la vitalidad, la creatividad, la innovación y la calidad. Subraya como puntos fuertes su calidad de vida, su historia, su cultura y sus infraestructuras. De este modo, sumar esta tierra de talento con su capital de la innovación podría ser la clave para el crecimiento y el posicionamiento de las dos marcas en un mundo cada vez más competitivo y globalizado. En este sentido, vale la pena volver a leer el artículo del profesor Salvador Anton para COMUNICATUR La identidad competitiva de Cataluña como destino turístico a nivel global

Barcelona y Cataluña, fuertemente ligadas al turismo

El turismo es uno de los sectores más importantes para la economía de Cataluña y Barcelona., y esto lo hace un punto clave en su imagen como marca. El estudio enfatiza el potencial de Cataluña como marca turística ligada a la cultura y a la calidad.

Para Barcelona, el turismo es su principal baza como marca. Se trata de un turismo basado en su oferta cultural, su clima, el ocio y, también por el fútbol. La imagen de Barcelona turística es más homogénea en todas las regiones, forma parte de su identidad y su posicionamiento en el mundo.

El nivel de asociación de la ciudad a sus museos (12,8%) supera al de la playa (12,3%) y al del fútbol (10%). La Sagrada Familia destaca como icono turístico de la ciudad, menos en EE.UU. donde el nivel de asociación a esta imagen se reduce a la tercera parte (2,6%) del porcentaje global (9%). Los periodistas influyentes en estos países la destacan como ciudad turística de España, y remarcan su oferta cultural y arquitectónica y la Sagrada Familia, pero también, la inseguridad ciudadana.

El estudio también subraya que Barcelona es una ciudad atractiva y adecuada para el turismo de negocios, eventos, ferias y seminarios empresariales. La capital catalana está en la línea de las grandes ciudades europeas, superando ligeramente a Madrid pero tampoco destacando especialmente sobre el resto.

0 0 0