Las Villas Termales de Cataluña quieren crecer

El próximo mes de noviembre, el Consorcio Viles Termals de Catalunya celebrará un año de su presentación oficial. A unos meses de este aniversario, uno de los principales objetivos es posicionar Cataluña como destino termal de calidad a nivel nacional e internacional bajo la marca común “Villas termales catalanas. Tierra y agua”.

El Consorcio acaba de poner en marcha el Plan de Desarrollo que debe marcar las líneas estratégicas a seguir en los próximos años. Una de ellas es ampliar el número de municipios que forman parte y que se añadirían a las villas que lo forman actualmente: Benifallet, Caldes d’Estrac, Caldes de Malavella, Caldes de Montbui, El Vendrell, La Garriga, Sant Climent Sescebes, Sant Hilari Sacalm y Santa Coloma de Farners.

Este Plan permitirá obtener una radiografía del estado de los destinos termales, elaborar estrategias de promoción y planificar las acciones y la comunicación más adecuadas para su correcto posicionamiento.

Uno de los motivos que impulsaron la creación de esta entidad fue la necesidad de revitalizar y de adaptar los centros termales a una nueva realidad en la que "los centros atienden una demanda creciente y diversificada de usuarios". Cabe destacar, que además de los recursos termales, estas villas ofrecen un patrimonio cultural, natural y gastronómico muy diverso y de calidad que las pueden convertir en una propuesta turística de primer orden.

0 0 0