Las grandes empresas de seguridad no vigilarán los aeropuertos de AENA

Eulen, Prosegur o Securitas han decidido no optar al nuevo concurso público de AENA que se adjudicará próximamente para hacerse cargo del control de seguridad de los aeropuertos. El verano pasado el aeropuerto del Prat sufrió un conflicto laboral con los vigilantes de la empresa Eulen que colapsó el funcionamiento de la terminal 1.

En el nuevo concurso, AENA ha incorporado las condiciones del contrato fijadas por el acuerdo al que llegaron sindicatos, patronal y gobierno español el pasado mes de noviembre para superado aquel conflicto. Estas condiciones han provocado que las principales empresas del sector no encuentren atractivo acceder a este concurso. Dicen que con el aumento del pluses a los vigilantes y el riesgo de recibir sanciones, no les salen los números.

Por su parte, los sindicatos creen que con la retirada de estas compañías entrarán a concurso empresas más pequeñas que tienen un peor funcionamiento laboral. Además acusan al gestor aeroportuario de licitar una vez más a la baja. Por todo ello, auguran nuevamente conflictividad y huelgas por las condiciones laborales.

El servicio de seguridad privada en el aeropuerto del Prat para el 2018 es de unos 41,5 millones de euros. Cabe recordar que la última licitación fue en 2016 y el importe fue unos 20 millones inferiores.

0 0 0