La Val d’Aran, primer destino de montaña acreditado con el Biosphere Destination

La Val d’ Aran ha recibido el distintivo Biosphere Destination, que acredita su proyecto de turismo responsable y sostenible con el entorno. Se trata del primer destino de montaña de Cataluña que recibe este certificado, que otorga el Instituto de Turismo Responsable, entidad asociada a la UNESCO, y que valora el equilibrio del proyecto turístico de la zona en el campo social, cultural y medioambiental.

Para recibir este distintivo, los municipios araneses han tenido que presentar una memoria donde detallan su plan de acción en el ámbito turístico para los próximos años. El documento apuesta por el turismo responsable y el cuidado del entorno natural, uno de los principales atractivos para los que visitan esta zona del Pirineo. Precisamente, es el mantenimiento del medio natural de la Val d’Aran el que lo hace competitivo como destino de calidad.

Los distintivos Biosphere tanto los pueden recibir destinos, como empresas y establecimientos o productos turísticos, y hasta ahora en Cataluña sólo la tenía la ciudad de Barcelona. Existen varias subcategorías para adaptar los estándares de sostenibilidad que se requieren al tipo de solicitante. Esto hace que la Val d’Aran haya recibido el Biosphere Destination, propio de entornos rurales, mientras que la capital catalana cuenta con el Biosphere World Class Destination, específico para las ciudades.

En ambos casos, las instituciones autóctonas han tenido que acreditar que cuentan con un proyecto turístico a largo plazo que contempla el desarrollo equilibrado de tres pilares: el ambiental, el cultural y el social. Además, el organismo internacional cuidará que se respete esta planificación, ya que en caso contrario tiene potestad para retirar la acreditación.

Los certificados Biosphere Responsible Tourism se distinguen de otras acreditaciones extendidas en el sector —ISO, EMAS o la Q— porque aglutinan en un único sello atributos de sostenibilidad relacionados con diversos ámbitos. Así, los auditores tienen en cuenta desde la calidad de los servicios hasta el impacto del turismo sobre los ciudadanos locales, pasando por criterios medioambientales. Cada vez son más los turistas que tienen en cuenta el respeto por el entorno a la hora de elegir destino para sus vacaciones.

0 0 0