La ruta Oliba unirá los monasterios de Montserrat y de Cuixà

El departamento de Turismo de la Generalitat continúa con la política de creación de rutas “nacionales”, denominadas así por el propio consejero Josep Huguet. En esta ocasión “se trata del primer itinerario turístico transfronterizo”, según afirma la consejería, enmarcada en el proyecto europeo “Abad Oliba, fundador de Europa”, una iniciativa que tiene como objetivo crear una ruta turística que combine naturaleza, historia y cultura entorno a la figura y la vida del Abad.

La ruta unirá los monasterios de Montserrat y de Sant Michel de Cuixà, pasando por Ripoll, Sant Joan de les Abadesses, Vic, Besalú, Elna, Toluges y Pradera de Conflent. Cuenta con un presupuesto de 1, 2 millones de euros -un 65% de los cuales estará financiado por el programa Interreg de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra- y estará lista para 2011.

Entre las acciones que se realizarán, además de la edición de una guía y la señalización de la ruta tanto en la parte francesa como la catalana, destacan la adecuación en accesibilidad para personas con disminución y la adecuación interpretativa de los monasterios de Ripoll, Sant Joan de les Abadesses y Cuixà; la recreación en 3D del Monasterio de Saint Michel de Cuixà y la instalación de audioguías; la ubicación de elementos interpretativos tecnológicos en tres puntos de la ruta (Prades,Toluges, Elna); o la creación de un punto de interpretación de la figura del Obispo Oliba en el Museo episcopal de Vic.

La iniciativa está impulsada por el consorcio Ripollès Desenvolupament conjuntamente con la Dirección general de Turismo, el Consejo General de los Pirineo Orientales y la Asociación de Sant Miquel de Cuixà.

El consejero de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, ha presentado el proyecto este mes de agosto en el marco de la Universidad Catalana de Verano (UCE) de Prada. “Se trata de poner al alcance del turista un legado geográfico, histórico e identitario común que conforma un discurso coherente desde el punto de vista del turismo cultural”, comenta Huguet. “El objetivo es disponer de un producto turístico que de valor al patrimonio del país entendido en un sentido amplio: histórico, natural, monumental, gastronómico y cultural”.

0 0 0