La Red de Museos de Etnología de Cataluña se amplía con Vinseum

El museo Vinseum de Vilafranca se ha convertido en el noveno museo de la Red de Museos de Etnología de Cataluña, y podrá participar de proyectos transversales de búsqueda, formación, conservación y de divulgación del patrimonio que preservan los centros de la red. 

Para la selección de los museos que forman esta red se tienen en cuenta factores como el hecho de ser museos registrados y abiertos al público, la importancia de sus colecciones dentro del patrimonio etnológico catalán, el hecho de no formar parte de otro museo nacional y el grado de implicación en el territorio donde se encuentran.

Los museos que ya formaban parte de la Red son los siguientes: el Museo de la Val d’Aran, el Museo Comarcal del Montsià, el Museo Etnológico de Barcelona, el Ecomuseo de las Valls de Àneu, el Museo Etnológico del Montseny-La Gabella, el Museo Comarcal de la Conca de Barberà, el Museo de la Pesca de Palamós y el Museo de la Vida Rural de l’Espluga de Francolí.

Vilafranca y el espíritu del vino

Una de las últimas iniciativas de Vinseum es la renovación del itinerario urbano Vilafranca y el espíritu del vino. La ruta incluye ahora una teatralización de los contenidos a través de cuatro personajes y la visita a un espacio de referencia y para muchos, desconocido: la Bodega Mory. El objetivo de esta ruta es proponer una actividad  educativa y lúdica dirigida al público en general interesado en la historia de Vilafranca y/o del vino.

La ruta urbana Vilafranca y el espíritu del vino dura unas dos horas, se inicia en Vinseum y continúa hacia el Centro Agrícola, las Cavas Mascaró, el almacén Mory-Alegret y Bodegas Torres. El itinerario incluye el pase de un audiovisual con imágenes de época del fondo fotográfico de Vinseum que prepara al visitante para viajar en el tiempo y empezar a reseguir la historia y las trazas arquitectónicas de la industria vitivinícola de Vilafranca.

 

0 0 0 0