La policía intensifica los controles contra el intrusismo en los taxis del aeropuerto del Prat

La presión del sector del taxi ha forzado a los agentes de los Mossos d’Esquadra a incrementar este verano los controles en el ámbito del intrusismo laboral en el Aeropuerto de Barcelona- El Prat. El objetivo de estos controles es garantizar que el transporte de viajeros de hasta nueve plazas en vehículo ligero, tipo taxi,  se realice de acuerdo con la legislación vigente, ha comunicado la policía.

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona, junto con representantes del mundo del taxi forman parte de una mesa de trabajo para erradicar la competencia desleal en este sector. Uno de los compromisos ha sido aplicar controles específicos en el aeropuerto de Barcelona durante los meses de verano coincidiendo con un aumento de la llegada de turistas durante el periodo de las vacaciones.

Para evitar actuaciones de taxistas pirata o de servicios como los que ofrece la plataforma Uber, los agentes inspeccionan aquellos vehículos que recogen viajeros que llegan al aeropuerto para certificar que tienen todos los permisos vigentes y que la empresa para la cual trabajan está autorizada a realizar este tipo de transporte de acuerdo con la legislación.

Con todo, la misma policía afirma que la presión policial realizada durante el último año para combatir el intrusismo de particulares y empresas que no disponen de las autorizaciones correspondientes está dando sus frutos. Durante los últimos meses el número de vehículos interceptados sin permisos ha sido inferior a los detectados en años anteriores. Al localizar un vehículo sin permiso se intercepta el vehículo y no se devuelve hasta que se abona la cuantía económica de la denuncia de 4000 €.

0 0 0 0