La gastronomía se hace un lugar preferente en el turismo

El Foro Gastronómico de Girona ha servido de escenario para presentar diferentes iniciativas destinadas a potenciar el turismo enogastronómico.

En primer lugar hay que destacar la declaración de 2016 como Año de la Gastronomía y el Enoturismo, con el objetivo de conseguir, a partir del triángulo cocina-producto-territorio, posicionar la gastronomía como elemento clave de singularización y como uno de los principales ejes definidores de Cataluña como destino turístico.

La iniciativa es de la Agencia Catalana de Turismo que dedicará cerca de 2 millones de euros para hacer promoción a nivel internacional. Se han sumado los Patronatos de Turismo de la Diputación de Lleida, Barcelona, Tarragona y Girona además de Turismo de Barcelona.

Esta declaración se enmarca en el reconocimiento que recibió Cataluña como Región Europea de la Gastronomía (CREG 2016) el pasado julio. Empresas y entidades de toda Cataluña se han adherido al CREG, entre ellas, por ejemplo, el Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida que ve en este proyecto una plataforma para promover los productos alimentarios y la gastronomía de las comarcas de su territorio.

También en Girona hay novedades en este aspecto con la creación del Club de Marketing de Enogastronomía. Su objetivo es aglutinar, estructurar y comercializar una oferta y productos turísticos específicos para incrementar la calidad, la competitividad y el prestigio del destino Costa Brava y Pirineu de Girona por medio de la enogastronomía gerundense.

Bajo el auspicio de Joan Roca, embajador internacional de la gastronomía gerundense, el Patronato de Turismo Costa Brava Girona apunta que “la demarcación de Girona dispone de la materia primera, los productos, el tejido empresarial y el conocimiento turístico para desarrollar este proyecto, que marcará distancia en relación con otros destinos turísticos competidores en la Costa Brava y el Pirineo de Girona”.

0 0 0 0