La ecotasa turística se impondrá en Baleares el próximo año

El nuevo gobierno de las Illes Balears tirará adelante con la ecotasa turística en 2016. A pesar de la oposición del sector turístico e incluso las manifestaciones contrarias que está realizando el ministro de Turismo.

Ya adelantó Comunicatur en el mes de julio la intención del nuevo ejecutivo tripartito de recuperarla en esta legislatura. Defienden su aplicación para poder mejorar la competitividad de las islas y consideran que no todo el sector está en contra. Incluso afirman que una parte significativa la entiende y la considera necesaria si se reinvierte en el destino.

En este sentido el objeto de la recaudación es preservar el medio ambiente pero también mejorar las zonas turísticas e invertir en patrimonio. La ecotasa también cubriría inversiones extras dirigidas a las políticas de innovación.

Entre los argumentos favorables que esgrimen sus defensores se encuentra la nula afectación que ha tenido en el caso de Cataluña, destino líder en turismo internacional en España. Los resultados de ciudades como Barcelona no denotan ninguna afectación en la afluencia turística. De hecho cada año supera su récord de visitantes.

Sí que se ha notado algún movimiento de operadores internacionales que envían mensajes contrarios a esta tasa, ya sea por la afectación a su cuenta de resultados o por miedo al efecto contagio de otros destinos. Concretamente el mensaje se sitúan en la esfera del desvío de turistas y contingentes a otros destinos competidores. La prensa británica se ha hecho eco de la intención del gobierno balear y advierte del encarecimiento de los viajes a las islas.

0 0 0