La eclosión del turismo urbano: nuevas oportunidades y necesidades formativas

El crecimiento del turismo urbano en las últimas décadas ha sido imparable; tanto es así que hoy en día las ciudades son consideradas el eje fundamental de la actividad turística en todo el mundo. Tanto a nivel de receptoras de turistas, como emisoras, y también como nodos de comunicación que permiten la vertebración de la actividad a lo largo del territorio. Las perspectivas señalan que este fenómeno, lejos de detenerse, aún tiene por delante un largo recorrido.

Así por ejemplo, en la última edición de la ITB de Berlín, el informe anual de estado de la actividad destacaba las ciudades como destinos más dinámicos, con un crecimiento esperado del turismo urbano de hasta un 58%, muy por encima del resto. Aparte, y por si queda alguna duda, como tema de actualidad el turismo urbano está omnipresente en los medios de comunicación, en la agenda de las instituciones y es uno de los ámbitos donde podemos encontrar una mayor implicación activa y dinamismo por parte de la ciudadanía, que reclama nuevas formas de gobernanza para este siglo XXI.

En este contexto, y paralelamente a los importantes cambios que el propio concepto de ciudad está experimentando (ciudades creativas, smart cities, ciudades verdes, metropolización de la población o incluso el anuncio de próximas megalópolis), surgen nuevos aspectos que ocupan y preocupan a los gestores urbanos y turísticos. Y es que no es posible configurar un destino urbano, un modelo turístico de ciudad, sin que haya un planteamiento previo y omnicomprensivo del propio concepto y modelo, tanto territorial como social y cultural, de la ciudad en sí misma. Cuestiones como la congestión, la gentrificación, el uso del espacio público, o la identidad, están generando en todo el planeta debates importantes a los que hay que encontrar respuesta; una respuesta que debe poder ser satisfactoria para todas las partes: en la ciudad y sus residentes, en primera instancia, y en el destino y sus visitantes, de manera simultánea.

Estudiando el mapa turístico es posible encontrar casos de buenas y malas prácticas, y aprender de ellos, así como hay que escuchar las múltiples áreas de estudio que confluyen en el análisis de la realidad compleja y poliédrica de la ciudad, desde las ciencias sociales y humanas, hasta aquellas más técnicas como las relativas a la tecnología o la arquitectura. Del mismo modo, es absolutamente imprescindible conocer de primera mano cuáles son las expectativas y experiencias de todos los agentes implicados, empezando por el propio ciudadano. Es precisamente en este punto, en el de las experiencias dentro de una realidad compleja y viva, donde día a día somos testigos de la aparición y crecimiento exponencial de nuevas formas de negocio y oportunidades antes nunca pensadas, en relación al emprendimiento. La transversalidad del turismo se hace más patente que nunca, surgiendo una interminable lista de nuevas empresas dedicadas a profundizar en la componente experiencial del turismo, aprovechando las tecnologías más actuales, y desde una vertiente de flexibilidad casi «taylor made» en la hiperespecialización, dirigida a la captación de nichos cada vez más insólitos y variados, de una demanda ilimitada.

Así pues, esta nueva realidad del turismo urbano, caracterizada como verdadera eclosión, afecta también a su conocimiento y a la necesidad de formación universitaria, que permita alcanzar una visión ordenada y amplia del fenómeno, para el desarrollo de las oportunidades profesionales emergentes y/o en proceso de reconversión, particularmente con propuestas formativas especificas de postgrado. En este sentido, y con la experiencia que nos proporciona más de 20 años de estudio privilegiado y de primera mano de un caso emblemático en este paradigma, como es el caso de Barcelona, ​​la Universitat de Barcelona entiende la oportunidad, y la necesidad de llenar un vacío existente, que supone la puesta en marcha del máster universitario en turismo urbano. Así, se trata de una propuesta formativa que pretende dar respuesta a una creciente demanda de conocimiento reglado en turismo urbano, a nivel de postgrado, en este contexto de rápida transformación de las ciudades, de consolidación de paradigma de smart city y de eclosión del entorno urbano como escenario turístico.

La afirmación sobre la eclosión del turismo urbano y la necesidad de formación a nivel de postgrado es una opinión sobre el tema, y ​​la oferta del máster en turismo urbano una respuesta de la Universitat de Barcelona. Sin embargo, ninguna de las dos cuestiones (opinión y respuesta) están exentas de réplica y debate, como todo lo que rodea la formación en turismo.

MarienAndre(UB)Dra. Marién André

Profesora de Economía Aplicada, Universitat de Barcelona                             

andre@ub.edu

0 0 0 0