La Bolkestein llegará al sector catalán este otoño

La Generalitat de Catalunya liberalizará la intermediación turística adecuándola a la directiva comunitaria de servicios – directiva Bolkestein- pasado el verano. La adecuación de la normativa que regula el sector en Cataluña hará que las agencias de viaje pierdan la exclusividad en la mediación turística, no hará falta licencia para vender alojamiento o billetes de avión y simplifica el denominado viaje combinado.

La dirección general de Turismo ha mantenido contactos con el sector y parece que tiene a punto la transposición al ordenamiento turístico catalán de la directiva comunitaria de liberalización de servicios. Se reducirán los requisitos para operar como agente de viajes, no hará falta autorización por parte de la administración -con una comunicación será suficiente-, tampoco será obligado disponer de un local específico para realizar la actividad y podrán operar como agentes de viaje también las personas físicas, antes era necesaria la constitución en forma jurídica.

La simplificación también afecta a los avales de garantía de las agencias. La cantidad que debían cubrir las empresas que trabajaban la intermediación turística oscilaba en función de su clasificación: minorista o mayorista. La nueva normativa hará desaparecer esta distinción y situará el aval para todos en 120 mil euros.

Otro aspecto importante será la modificación del denominado viaje combinado. La venta de paquetes que contenga alojamiento, transporte, restauración y acompañamiento no será exclusiva de las agencias, la norma será más laxa con respecto a la consideración de viaje combinado.

En este sentido, según publica el diario el Econòmic, la dirección general de Turismo está preparando a las oficinas de turismo para un nuevo marco de gestión. Según este medio, las oficinas podrán actuar como centrales de reserva o comercializar determinados productos. El motivo, conseguir recursos extras para promoción.

0 0 0