Inspeccionan a 750 establecimientos por no liquidar la tasa turística

La Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) comienza una campaña contra el fraude en el impuesto turístico. Ha enviado requerimientos a 750 establecimientos catalanes que no declararon la tasa correspondiente al ejercicio 2016.

Según ha informado la Agencia Tributaria, entre los meses de enero y mayo de 2017 han iniciado los requerimientos después de identificar a los alojamientos a partir del cruce de los datos extraídos de diferentes fuentes. En las comunicaciones reclaman a las empresas que presenten la autoliquidación de la tasa turística o que acrediten que no están obligados a presentarla.

El grueso de los no declarantes se concentra principalmente en las viviendas de uso turístico, hoteles y alojamientos de turismo rural de la provincia de Barcelona, pero están inspeccionando establecimientos de toda Cataluña que no hicieron ningún ingreso del impuesto durante el año pasado. Concretamente en la provincia de Barcelona se han centrado en controlar un total de 300, mientras que los requerimientos a contribuyentes de Girona, Tarragona y Lleida han sido 150 en cada caso.

Se trata de una acción contra el fraude en el impuesto turístico que el año 2016 recaudó un 9,71% más. Así, el importe recaudado por la tasa turística el ejercicio 2016 fue de 47,3 millones de euros, mientras que en 2015, se recaudaron un total de 43,1 millones de euros.

La Agencia Tributaria de Cataluña en el año 2016 realizó otra campaña similar de inspección que levantó 646.000 euros correspondientes al ejercicio anterior.

Novedades sobre la tasa turística

La normativa de este impuesto se ha modificado introduciendo la figura del asistente en la recaudación, que son los operadores de plataformas tecnológicas que comercializan servicios turísticos de alojamiento o hacen de intermediarios entre el titular de la explotación y el turista. La creación de este intermediario busca simplificar los trámites administrativos.

Según la ATC, en respuesta a una demanda del sector, se ha creado la autoliquidación agregada de la tasa que permite a los operadores pagar de una sola vez las cuotas del impuesto correspondientes a más de un establecimiento turístico.

Además, también se ha introducido una modificación en el calendario del impuesto. El tributo se deberá liquidar semestralmente y no trimestralmente como se hacía hasta ahora. También se adapta a las temporadas de invierno y de verano propias de la estacionalidad turística. Así, el primer periodo impositivo de la tasa turística será del 1 de abril al 30 de septiembre y el periodo de autoliquidación correspondiente será del 1 al 20 de octubre.

0 0 0