¿Es compatible el desarrollo sostenible con el turismo en el Mediterráneo?

El difícil equilibrio entre preservar los recursos y mantener un crecimiento sostenible e inclusivo en la región mediterránea desde el punto de vista turístico ha sido objeto de debate en la Convención de Turismo Sostenible del Mediterráneo 2019.

Esta cumbre, celebrada en Barcelona, la ha organizado la Diputación de Barcelona y el proyecto europeo BleuTourMED y ha reunido a la Comunidad MED de Turismo Sostenible. La Diputación de Barcelona, comprometida desde hace tiempo con la Certificación Biosphere Responsible Tourism se incorpora al proyecto InterregMED “BlueTourMED 2016-2019” que ofrece la oportunidad de conocer 18 proyectos de turismo sostenible que se llevan a cabo en el Mediterráneo.

El reto es muy grande, porque parte de la idea de preservar los recursos naturales y garantizar la calidad de vida de los países del entorno mediterráneo sin renunciar al turismo, sector que se considera clave, pero que no puede seguir creciendo indefinidamente en destinos ya saturados y que produce un impacto ambiental muy considerable.

Para cuadrar el círculo, la Comunidad MED de Turismo Sostenible tiene una serie de proyectos de cooperación territorial, activos en 12 países y que involucran hasta a 200 organizaciones. Todos los proyectos intentan desarrollar soluciones implementando acciones en la costa norte del Mediterráneo y diseñando estrategias en el marco del programa Interreg MED que empezó en noviembre de 2016.

Así, por ejemplo, en la convención, a nivel global, se trataron temas como los siguientes:
– Promover la evolución conjunta de las actividades humanas y los sistemas naturales en las áreas costeras turísticas del Mediterráneo.
– Proyecto MITOMED+. Presentó herramientas y resultados de este proyecto que pretende aumentar el conocimiento y el diálogo social en cada una de las ocho entidades del continente que participan en el proyecto.
Cómo desarrollar y gestionar productos ecoturísticos en áreas protegidas y con una huella ecológica mínima.

La cumbre ha tenido diversas mesas redondas y reunió a más de 70 ponentes, entre representantes de autoridades públicas como los Ministerios de Turismo de Croacia, Grecia y Turismo de Portugal; destinos regionales clave, como Toscana, Cataluña, Occitania, Valencia, Tesalia, Lacio o Emilia Romana; destinos urbanos como Barcelona, Dubrovnik, Génova o Limasol; y también representantes de la Comisión Europea, la Red de Regiones europeas para un turismo sostenible y competitivo (NECSTouR) y la Unión por el Mediterráneo (UpM).
El sector privado estuvo representado por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, la Asociación Europea de Turismo y Exceltur.

Pero la Convención también fue crítica con las empresas y administraciones públicas. Así, por ejemplo, el profesor de marketing turístico de la Universidad de Surrey, Xavier Font, en la conferencia inaugural dijo que si bien todas las empresas dicen que la sostenibilidad es importante, sólo un 2% tienen acciones concretas en sus programas. O que el 70% de los hoteles de Copenhague tienen alguna certificación, mientras que en Barcelona sólo la tienen un 5%. También se añadió a la polémica sobre el turismo de calidad (Ver artículo en Comunicatur) diciendo que el turismo más sostenible es el que atrae a visitantes cercanos al destino, porque se incorporan mejor a la vida de la ciudad, mientras que los que llegan de lugares lejanos causan más impacto en el medio ambiente y en la ciudad.

El papel de las administraciones también fue objeto de críticas, ya que los expertos piensan que se debería de implementar la sostenibilidad en todas las áreas de la administración. Pero su papel principal en los problemas turísticos derivados de la masificación es el desarrollo del transporte sin una planificación y que las políticas de la administración son reactivas y no preventivas.

La Convención se celebró entre los días 5 y 7 de junio y tuvo lugar en el hotel Alimara de Barcelona, porque la organización contó también con el soporte de la Escuela Universitaria del CETT de la Universidad de Barcelona. De hecho, la presencia del mundo universitario también fue destacable, ya que en la cumbre participaron diversas instituciones académicas, como la Universidad París 1 Panthéon-Sorbonne, la Universidad Ca’ Foscari de Venecia, la Universidad de Surrey, la Universidad de Girona, las principales facultades de turismo de Cataluña y UNIMED – Unión de Universidades del Mediterráneo, que asocia 118 Universidades de 23 países de las dos riberas del Mar Mediterráneo.

Ver la web de la Convención

0 0 0 0