Entre 40 y 50 millones de euros, en la rehabilitación de los hoteles catalanes

La Generalitat ha lanzado una línea de ayudas en la que destina 4 millones de euros para contribuir a la renovación de la planta hotelera de Cataluña. Estas ayudas se financian gracias a los ingresos generados por el impuesto turístico.

Las ayudas consisten en la bonificación de 2 puntos del tipo de interés aplicado por el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) a los préstamos concedidos a los beneficiarios. Se prevé movilizar entre 40 y 50 millones de euros en la rehabilitación de la planta hotelera catalana.

Pueden ser beneficiarios de estas ayudas las pequeñas y medianas empresas, con sede social o actividad en Cataluña, titulares de un establecimiento hotelero con más de 25 años de antigüedad ubicado en un municipio con una población censada inferior a 50.000 habitantes y que estén debidamente inscritos al Registro de turismo de Cataluña. Serán subvencionables aquellos proyectos que cumplan, entre otras condiciones, una inversión mínima de reforma por cama que oscila entre los 12.370 euros y los 5.700. El importe máximo del préstamo por empresa o grupo no podrá ser superior a los 2.000.000 de euros ni inferior a 100.000. El periodo para presentar las solicitudes está abierto hasta el 31 de diciembre de 2014 o hasta agotar el presupuesto.

El objetivo es poner al servicio de los hoteles catalanes un programa para favorecer la inversión que permita rehabilitar sus establecimientos y mejorar así su competitividad. Según la Generalitat, “las inversiones mínimas previstas se han establecido para garantizar una transformación real del establecimiento y conseguir mejoras estructurales sustanciales y significativas que comporten una mejora en la calidad de la experiencia turística”.

0 0 0