Los hoteles catalanes superan las previsiones de ocupación

El sector hotelero catalán hace un balance positivo de Semana Santa, ha superado las expectativas, rozando el lleno en zonas de montaña y de turismo rural.

El presidente de la Federación de Hostelería de Lleida, Juan Antonio Serrano, ha explicado que la ocupación media de viernes a lunes en la zona de montaña y de los Pirineos fue del 85%, con puntas del 95% el fin de semana.

Las nevadas ayudaron a aumentar el número de visitantes en las estaciones de esquí y, en general, el clima también fue propicio para deportes de aventura y turismo rural en Lleida. El público fue variado, tanto familiar como de grupos de jóvenes.

El gerente del Patronato de Turismo de la Diputación de Tarragona, Octavi Bono, ha señalado que el nivel de actividad hotelera estuvo en el 70% de los establecimientos abiertos en la segunda mitad de la Semana Santa, con puntas de actividad el viernes y el sábado.

Las primeras estimaciones señalan que el turismo rural en la Costa Daurada estuvo entre el 85 y el 90%, mientras que los aparcamientos registraron un 50% de ocupación. El sector turístico revisó al alza sus previsiones iniciales, por el buen tiempo y las reservas de última hora.

Los hoteleros de la Costa Brava no han notado un descenso en la ocupación de esta Semana Santa. Tanto las comarcas de costa como la de montaña en el Pirineo gerundense la llegada de turistas ha sido similar al 2009. La duración de la estancia y el gasto sí se ha reducido.

La ciudad de Barcelona ha mantenido una ocupación del 80%. La campaña de Semana Santa se cierra en la capital catalana con cierto optimismo./Ag EP

0 0 0