El turismo de aventura en Lleida genera 88 millones de euros

La temporada de turismo activo y deportes de aventura 2016 se ha iniciado con buenas perspectivas en la provincia de Lleida con 224 empresas que ofrecen una cincuentena de actividades.

Las perspectivas para esta campaña son buenas y se prevé un aumento del 5% de los servicios contratados respecto al año anterior, atendiendo al suave pero continuo crecimiento que ha experimentado el sector en los últimos años, consecuencia de la lenta recuperación económica y de la progresiva apertura del sector a los mercados exteriores.

El Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida ha dado a conocer un estudio sobre la importancia de este sector que ha ido creciendo en los últimos años. Su impacto económico global, considerando los ingresos procedentes de la propia actividad, el alojamiento y la restauración, es actualmente de 88 millones de euros, además de dar trabajo a más de 2.000 personas. Un año más la demarcación de Lleida mantiene el liderazgo en España en este ámbito y constituye un referente básico en las actividades de agua, tierra y aire, declaran desde el Patronato

El cliente principal de las empresas de turismo activo que visita la demarcación leridana sigue siendo mayoritariamente de Cataluña (el 70% del total), un 16,8% se desplaza desde otras comunidades autónomas y el 13,2% corresponde al mercado extranjero. El público familiar supone el 35% del número total de clientes; los amigos, el 23,9%, y las parejas, el 19,2%, mientras que aumenta considerablemente respecto a 2014 el porcentaje de escolares (el 15,8%).

El informe indica que el rafting sigue siendo el producto estrella de las modalidades de agua, seguido del descenso de barrancos y kayak-piragüismo. En cuanto a los deportes de tierra, las actividades de trekking-senderismo y la BTT se situaron por igual como las más practicadas. En cuanto a los deportes de aire, los más demandados con diferencia son el parapente y el ala delta.

0 0 0 0