El turismo pasará de un mal 2009 a un menos malo 2010

Las previsiones realizadas por Exceltur indican que las empresas turísticas españolas son moderadamente optimistas con sus expectativas de resultados para 2010 aunque las estimaciones marcan una desaceleración del PIB Turístico cercano a -1% este mismo año.

Los datos de Exceltur indican que el sector turístico español ha sufrido en 2009 los efectos de la crisis con mayor intensidad que el conjunto de la economía española. El PIB turístico ha disminuido el último año entre un 5 y un 6% mientras que la caída de la economía se estima en un -3,7%. Para Exceltur “las empresas turísticas españolas han experimentado en 2009 una drástica reducción de sus márgenes y beneficios” que se suma a la caída ya experimentada a partir del segundo semestre de 2008.

Exceltur (Alianza para la Excelencia Turística) ha querido recordar que se trata del noveno año consecutivo en el que el turismo se comporta peor que el conjunto de la economía española. Estos datos para la Alianza, “denota que los problemas del sector turístico español no se derivan sólo de los efectos de la crisis, sino de la pérdida creciente de competitividad estructural de una parte de nuestra oferta”.

Las expectativas son de moderación de los ritmos de caída de la demanda turística –tanto de turismo vacacional como de negocios–. La desaceleración ya ha empezado a percibirse en el último trimestre de 2009. El estudio de previsiones indica que 2010 será testigo de más procesos de reajuste empresarial en el sector (alianzas, concentraciones, o cierres de negocio), que podrán ser más intensos si no se resuelven problemas como las dificultades en el acceso al crédito o de refinanciación de préstamos.

Balance empresarial del año turístico 2009

El estudio sobre el balance del año turístico de Exceltur también destaca que el 84,5% de las empresas turísticas españolas han experimentado un descenso en los beneficios, un 71,4% de intensidad superior al -10% y un 39,2% incluso por encima del -20%. Las agencias de viajes españolas, los hoteles urbanos y las pequeñas empresas de alquiler de coches son los que más han sufrido en este año 2009 por la caída de la demanda y la guerra de precios.

El turismo extranjero hacia España se contrajo de manera importante; las pernoctaciones en alojamientos reglados cayó un -10,6%, según el INE, y los ingresos reales por turismo extranjero de la Balanza de Pagos un -9,6%. La demanda alemana y británica hacia España se desploma en 2009 (pierden a partes iguales más de 4,5 millones de pernoctaciones hoteleras, con tasas de caída por encima del -11,0%), acompañada de la de los Países del Este (-18,8%) y de Italia (-15,3%). Sólo el turismo procedente de los Estados Unido cierra el año por encima de los niveles del pasado año (+4,5%).

0 0 0