El consejo de Spanair, condenado a pagar 10,8 millones por la quiebra

La justicia ha condenado al presidente de Spanair, Ferran Soriano, y al consejo de administración de la compañía por retrasar la presentación del concurso de acreedores cuando conocía que la aerolínea era insolvente. La sentencia les obliga a pagar 10,8 millones de euros y los inhabilita para la gestión de patrimonios ajenos durante dos años.

La última aventura de Spanair comenzó en enero de 2009 cuando instituciones y empresarios catalanes compraron al grupo SAS el 80% de la compañía. Su objetivo era crear una aerolínea catalana que incrementara en El Prat los vuelos intercontinentales.

En la sentencia conocida este mes de septiembre, el juez considera que las decisiones del consejo agravó la insolvencia de la empresa al retrasar la presentación del concurso cuando en diciembre de 2011 fracasaron las negociaciones con Qatar Airways. El fiscal pedía la cantidad de 47 millones al entender que la insolvencia se remontaba a cinco meses antes.

Spanair presentó el 30 d enero de 2012 concurso de acreedores con un pasivo de 474 millones de euros. El juez reprocha que continuaran con la gestión de la compañía y que continuara la venta de billetes como si no pasara nada cuando era evidente la posibilidad de la pérdida de la licencia de vuelo por impago.

Los condenados han anunciado que recurrirán la sentencia ante la Audiencia Provincial de Barcelona.

0 0 0 0