El carsharing de Avancar cierra en Barcelona coincidiendo con la marcha de Uber y Cabify

El 28 de febrero, el operador de ‘coche compartido’ Avancar dejará de operar en Barcelona y su área metropolitana. Aunque su negocio es más cercano al rent a car que al alquiler con conductor, la decisión coincide con la marcha de las empresas Uber y Cabify que han dejado de operar en la capital catalana por la entrada en vigor del decreto de la Generalitat sobre VTC.

Avancar llevaba prácticamente 15 años ofreciendo este servicio y sigue en Barcelona los pasos que dio en Madrid, donde ya dejó de operar también un mes de febrero de 2017.

La empresa española de carsharing es filial de la multinacional estadounidense Zipcar y con esta decisión deja de prestar servicios en España. Dispone de una flota de 350 vehículos, un 20 % híbridos, Una de las características del sistema de alquiler de sus vehículos, a diferencia de otros operadores, es que siempre se debían entregar en un punto fijo, en una de sus bases de aparcamiento público.

Al final se trataba de un alquiler convencional de vehículo (rent a car), pero con un proceso de gestión mucho más rápido. Sus competidoras cuentan con un servicio más flexible que permite recoger y estacionar el coche en cualquier plaza de aparcamiento en la misma calle. Esta fórmula está consolidándose y creciendo en volumen de negocio en el sector del carsharing.

La compañía ya ha anunciado a sus usuarios que les reembolsará la parte proporcional de la cuota anual. Además de Barcelona, otras ciudades que pierden a Avancar son l’Hospitalet de Llobregat, Sant Just Desvern, Sant Cugat del Vallès o Sant Joan Despí. Algunos medios explican que Zipcar también prevé marchar de París y de Bruselas. Ahora está presente en medio centenar de ciudades, principalmente de Estados Unidos. También en Canadá, el Reino Unido, Bélgica, Francia, Turquía y Taiwán.

0 0 0 0