El atentado de París aturde al sector turístico europeo

El turismo y la seguridad siempre van ligados y el ataque terrorista de París puede tener efectos sobre la actividad y las empresas. Más controles de seguridad, cierres de espacios públicos concurridos por precaución y caídas en la cotización de las empresas son algunos de los efectos inmediatos que ya se perciben en Europa.

El primer día de cotización bursátil tras el atentado las principales caídas las sufrieron justamente empresas del sector turístico: aerolíneas, intermediarios online, hoteleras o compañías ligadas al ocio. Nombres como Accor, IAG, Air France, Marriot, TUI, eDreams o Thomas Cook se han dejado un buen porcentaje de su valor tras el atentado. Está por ver que recorrido tiene esta situación. Las fusiones de las grandes compañías del sector están a la orden del día en una era de nueva concentración empresarial. Recientemente informamos de la compra de HomeAway por Expedia por 3.600 millones de euros y ahora es Marriot quién ha anunciado la adquisición de Starwood por más de 11.300 millones de euros para crear el mayor grupo hotelero del mundo. Operaciones de este calibre necesitan estabilidad económica y financiera. A pesar de todo el impacto está lejos del producido el 11 de septiembre de 2001, tras los atentados de Nueva York.

Europa vivía ajena a los efectos de la inseguridad y se había convertido incluso en destino turístico refugio tanto para los propios europeos como para turistas de otros continentes. De forma temporal las agencias de viajes han calculado un descenso del 20% en las reservas a la capital francesa.

0 0 0 0