Crisis de confianza entre Ayuntamiento y Turismo de Barcelona

Atónito está el sector tras ver la incomunicación que parece existir entre el Ayuntamiento de Barcelona y el consorcio de promoción turística de la ciudad. Las declaraciones del regidor de turismo, Agustí Colom, denunciando el desconocimiento de las decisiones que toma Turismo de Barcelona, del cual es vicepresidente, han abierto una herida entre los responsables públicos y los privados en este organismo.

El gobierno de la alcaldesa Ada Colau ha hecho ostentación pública de esta descoordinación y ha explicado cómo ha llamado al orden al presidente del comité ejecutivo de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, y a la dirección del consorcio. El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que introducirá cambios para mejorar la gestión del organismo.

Consideran que es una competencia municipal tutelar las acciones de promoción económica de la ciudad y una de las principales es el turismo. Turismo de Barcelona es un consorcio público privado y el Ayuntamiento quiere que su voz esté en el máximo nivel de decisión.

La promoción del turismo médico ha sido el detonante

La crisis estalló cuando se anunció el pasado 7 de enero que la Generalitat de Cataluña y Turismo de Barcelona, conjuntamente con las asociaciones Barcelona Medical Agency y Barcelona Centro Médico que reúnen las principales clínicas de la ciudad que tienen prestigio internacional, se proponían a potenciar el turismo médico. El Ayuntamiento se opuso por una cuestión ideológica a este tipo de promoción de sanidad privada y denunció que no tenía constancia de este acuerdo que firmaba Turismo de Barcelona.

0 0 0