Barcelona y Cataluña no pueden perder la oportunidad de las nuevas tecnologías en la gestión del turismo

El director general de Airbnb para Europa, Jeroen Merchiers, afirma que el fenómeno del consumo colaborativo es una tendencia mundial con unas perspectivas de crecimiento impresionantes. “Es una de las grandes novedades para cualquier destino turístico del mundo”

En un artículo de opinión publicado a La Vanguardia, Merchiers cree que el sector turístico tiene que ser innovador y una manera de hacerlo es dar oportunidades a los ciudadanos para compartir su casa. Por eso defiende que la administración desarrolle normativas claras y adecuadas para que la gente pueda utilizar su vivienda como alojamiento de turistas.

Merchiers pone Hamburgo o Ámsterdam como ejemplo de ciudades que “han innovado adoptando modelos de consumo colaborativo”. También destaca como el gobierno del Reino Unido ha decidido impulsar este fenómeno para que sus ciudadanos tengan más opciones económicas. Es justamente en este país donde la consultora Price Waterhouse Coopers calcula que en 2025 el 50% de los sectores de actividad se basarán en modelos colabotativos.

Desde Airbnb se defiende los beneficios que su modelo de negocio supone para el turismo. Dicen que “los viajeros pueden conocer la ciudad de una manera más respetuosa y conectada con la experiencia local si se comparte la vivienda con residentes”. Pensando en Barcelona consideran que con esta fórmula los turistas harán estancias más largas y “este es el turismo de calidad que creemos que enriquece una ciudad”.

Según el director general de Airbnb los beneficios son claros: los particulares que alojan turistas en su casa reciben unos ingresos extras y les permite beneficiarse directamente del turismo y el impacto económico se distribuye de manera más amplia. También se benefician y se dinamizan los negocios de diferentes zonas de la ciudad y permite una redistribución geográfica de los visitantes hacia barrios que tradicionalmente no se han beneficiado del turismo.

Para Merchiers “Barcelona y Cataluña no pueden perder la oportunidad de incorporar las nuevas tecnologías a la gestión del turismo”. Y añade: “la ciudad del Mobile World Capital y de otros acontecimientos de la economía del conocimiento continuará haciendo gala de su reputación de sociedad innovadora. Estamos convencidos de que pronto se añadirá al grupo de ciudades que ya están incorporando la economía colaborativa en beneficio de sus ciudadanos y del desarrollo de una economía más eficiente y sostenible”.

0 0 0 0