Barcelona ofrece más pisos en alquiler para uso turístico que residencial

La oferta de pisos turísticos dobla en Barcelona a la de alquiler residencial. Los turistas proporcionan unas rentas a los propietarios tres veces superior a la de los alquileres a largo plazo.

Estos datos resultan de comparar la oferta existente de apartamentos turísticos, con y sin licencia, con la del mercado de alquiler tradicional. Las viviendas para uso residencial van menguando dando paso al turístico. Los portales tradicionales de alquiler tienen en la capital catalana la mitad de pisos que Airbnb. Es el caso de idealista.com, el principal web inmobiliario de España, que cuenta con una oferta de 9.000 viviendas y habitaciones de alquiler en la capital catalana, mientras que en Airbnb se ofertan 14.000. Un estudio de Don Piso estima que Barcelona tiene un parque de apartamentos turísticos de 15.900, de los cuales el 40% actúan de forma ilegal.

Los precios en la ciudad seguirán al alza los próximos años en las dos modalidades de alquiler, tanto la turística como la residencial. Ante esta situación no es extraño que muchos propietarios decidan alquilar su vivienda o sus habitaciones. En Barcelona existe una asociación que congrega a 600 miembros que se dedica a alquilar alguna de las habitaciones de su vivienda a visitantes. La asociación dice que su actividad no es estrictamente turística y luchan por evitar que la futura normativa de turismo catalana les obligue a legalizarse como tales.

La moratoria de alojamiento existente en Barcelona también contribuye a la generación de oferta ilegal o a la transferencia de licencias. Es el caso de algunos inversores extranjeros como la marca rusa Cosmopolitan que ha comprado un edificio de apartamentos turísticos junto a la estación de Sants por 13 millones de euros. Este grupo inversor también tiene viviendas turísticas sueltas repartidas por la ciudad, según informa Expansión.

0 0 0 0