Hoteles y restaurantes deberán facilitar fiambreras a los clientes con la comida sobrante

El Parlamento catalán ha aprobado la tramitación de una proposición de ley que quiere luchar contra el despilfarro alimentario. Los clientes podrán llevarse la comida y bebidas sobrante en envases especiales.

La norma afecta a restaurantes y hoteles que estarán obligados a tener fiambreras a disposición e informar al cliente. Los consumidores podrán llevarse sin coste añadido la bebida y alimentos sobrantes. Los parlamentarios catalanes han entendido que esta ley debe ser un objetivo del conjunto de la sociedad. Es la primera norma en toda España de este estilo.

Otro punto de la ley es la habilitación de espacios para que el excedente también se distribuya entre las entidades sociales. Esta acción puede conllevar incentivos fiscales a las empresas que realicen las donaciones de alimentos.

Una vez aprobada iniciarán campañas de sensibilización, pero también se contemplan sanciones de hasta 50.000 euros por infringirla. Comunicatur ya informó hace años de esta situación que ahora se regulará por primera vez.

0 0 0