Un informe de la OMT sobre partenariados en Turismo destaca Cataluña como ejemplo de buenas prácticas mundial

¿Cómo se pueden crear y desarrollar partenariados público-privados para gestionar mejor, incrementar la innovación y la eficiencia en un destino turístico? Un Informe de la Organización Mundial del Turismo publicado recientemente pretende analizar cuáles son las claves del éxito a través de diversos ejemplos de buenas prácticas de todo el mundo, que demuestran la variedad de caminos y formas que las Organizaciones de Gestión de los Destinos utilizan para liderar o facilitar los partenariados. El documento destaca Cataluña por conseguir, gracias a la colaboración de diversos agentes, un modelo de turismo sostenible.

“Los partenariados son comunes y en niveles geográficos diferentes pero no surgen porque sí. Requieren de socios bien posicionados para crear consenso y relaciones de confianza, atención a las individualidades, red de contactos, liderazgo y habilidades colaborativas”, asegura el Informe de la OMT. Afirma que cada caso es diferente pero tienen en común que quien ostente la coordinación tiene que ser un líder en la comunidad con amplia experiencia en turismo.

El modelo de turismo sostenible de Cataluña está impulsado desde la administración con la colaboración de las empresas y las universidades. Los socios trabajan conjuntamente desde sus áreas de experiencia. El partenariado catalán ha dado como resultado la puesta en marcha de un plan estratégico desde la Mesa de Turismo, la promoción de los destinos de interior, la creación de productos de experiencias, la puesta en marcha del portal www.catalunya.com desde donde las empresas venden sus productos, así como la obtención de la certificación Biosphere —que otorga la UNESCO sobre turismo responsable y sostenible—, entre otros.

Los diversos casos de estudio de los países en desarrollo que recoge el Informe agrupan en cuatro los objetivos del partenariado: mejorar la competitividad en el negocio (marketing), obtener una economía más sostenible (distribución de la riqueza), multiplicar la capacidad para crear (transferencia de conocimiento y comunicación) y asegurar la conservación ambiental (biodiversidad). Los casos presentados a menudo incluyen una mezcla de estos objetivos.

Los partenariados con éxito dan beneficio a todos sus miembros, los cuales se unen para obtener un beneficio económico común y para ofrecer experiencias memorables a los turistas. “La suma de los socios y de sus acciones conjuntas dan como resultado que lleguen más lejos que de manera individual”, concluye el Informe.

0 0 0 0