Uber pierde la batalla judicial en Europa

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha sentenciado que la plataforma Uber es una empresa de servicio público de transporte y debe someterse como tal a las regulaciones de las diferentes administraciones.

Bruselas obliga de este modo a regular Uber como si fueran taxis, lo que les puede forzar a contar con licencia de transporte. Según la sentencia “este servicio de intermediación forma parte integrante de un servicio global que tiene como elemento principal un servicio de transporte y, por tanto, que no responde a la calificación de ‘servicio de la sociedad de la información’, sino a la de ‘servicio en el ámbito de los transportes’. ”

El Tribunal de Justicia de la UE da un fuerte golpe a la plataforma que no se podrá escapar de las regulaciones y los tributos que establezcan los estados miembros de la UE. En consecuencia, como dice la sentencia “corresponde a los estados regular las condiciones de prestación de estos servicios”.

El abogado general de la Unión Europea ya manifestó el pasado mes de mayo, que la empresa funcionaba como servicio de transporte de pasajeros y por tanto los países tenían la potestad de obligar a la compañía a tener una serie de permisos para operar. Esta manifestación no era vinculante, pero fue la primera batalla ganada por los taxistas contra Uber a la que acusaban de competencia desleal.

Por su parte, Uber asegura que ya hace unos años que opera con una licencia de transportes en la mayoría de países europeos y por tanto esta sentencia no tendrá ningún efecto sobre la continuidad de sus servicios. Los taxistas españoles recuerdan que no se trata sólo de contar con licencia, también deberá cumplir con el resto de normativa de transporte que es muy amplia y muy concreta.

0 0 0 0