¿Qué propuestas de turismo hacen los partidos para las elecciones catalanas del 27 de septiembre?

foto27S - copiaComunicatur ha revisado los programas de las siete formaciones políticas que concurren a las elecciones catalanas del 27 de septiembre y con opciones de conseguir representación parlamentaria. Un análisis partido a partido de las propuestas sobre turismo más destacadas.

Junts pel Sí: turismo para construir un país

Junts pel Sí, la lista que suma los partidos de Convergència (CDC) y Esquerra (ERC) con un programa independentista, sitúa la actividad turística en el parámetro de la construcción nacional. “El hecho de que Cataluña se convierta en un nuevo Estado significa una oportunidad única para la promoción internacional del turismo y constituye un reto para la estructuración de una marca de país”, dice textualmente su programa, que añade: “nuestra oferta debe hablar de nuestro país y debe hacer emisarios de nuestra identidad a los turistas mediante la promoción de nuestros rasgos y nuestros valores distintivos a través de los diferentes elementos históricos, culturales, naturales y patrimoniales”.

Como medidas turísticas, la formación de Artur Mas y Oriol Junqueres propone hacer un plan integral de cualificación y reciclaje de los trabajadores y profesionales del sector; promover etiquetas ecológicas y de estándares internacionales; derivar recursos directamente generados por la actividad turística en el mantenimiento del patrimonio; integrar la nueva ciudadanía procedente de la inmigración que mantiene su lengua de origen en las profesiones y actividades de acogida a sus connacionales turistas, entre otros.

El programa también dedica apartados a dos temas de actualidad como son el complejo BCN World y la economía colaborativa. Sobre el primero dice que se deberá “revisar e impulsar el proyecto de complejos turísticos integrados del Camp de Tarragona para concretar la apuesta de captación de mercados lejanos y de protección económica del territorio, en el segmento del turismo familiar y de los eventos y convenciones, en un marco de compromiso con el turismo de calidad, responsable y sostenible”.

Sobre la economía colaborativa, propone “crear un marco jurídico adecuado para dar continuidad a las prácticas de economía colaborativa dentro del mundo turístico, de manera que se garantice la calidad y la atención al cliente, se eviten prácticas de competencia desleal y se aporten los recursos adecuados a la sociedad a través del cumplimiento de unas obligaciones fiscales adecuadas”.

Partido de los Socialistas de Cataluña: turismo regulado y de calidad

El PSC en su programa quiere potenciar y promover el turismo rural y el turismo deportivo catalán como herramienta de promoción económica. El Partido de los Socialistas quiere un “turismo regulado y de calidad”, estableciendo un “Pacto Turístico que mejore la competitividad del sector, conjuntamente con las fuerzas empresariales y las laborales”.

Sobre el impuesto turístico, la formación que encabeza Miquel Iceta propone transferir a las ciudades todos los ingresos derivados de la tasa turística y especialmente dotar a la ciudad de Barcelona de la capacidad normativa para fijar su impuesto turístico. También defienden una regulación “estricta” de los apartamentos turísticos.

Ciutadans: regular la economía colaborativa

El partido que preside Albert Ribera y que presenta de cabeza de lista a Inés Arrimadas apuesta por “un modelo turístico sostenible que garantice la convivencia entre viajeros y residentes y que los beneficios de la actividad reviertan en toda la población”. Por eso opta por regular la economía colaborativa con el objetivo de “garantizar la libre iniciativa empresarial, la libre competencia y la protección de los consumidores”. Opinan que de esta manera se pueden evitar situaciones de precariedad laboral, fraude fiscal o economía sumergida y las afectaciones sobre el descanso y la convivencia en las zonas turísticas.

Catalunya Sí Que Es Pot: una ecotasa turística

La lista que encabeza Lluis Rabell, activista vecinal de Barcelona que aglutina diferentes formaciones de izquierdas como ICV y Podemos, dedica una parte importante de su programa a la actividad turística. Aboga por “un modelo turístico sostenible medioambiental, social y culturalmente”, que sea “innovador, comprometido con la realidad local y social, que contribuya a la desestacionalización de la actividad turística”. Considera el turismo un sector de actividad económica que, por sus características, requiere de una cuidadosa planificación y ordenación para limitar los impactos negativos y maximizar los positivos.

Rechazan frontalmente el proyecto BCN World, las subvenciones a actividades como el circuito de Montmeló, las ayudas a los hoteles o las ferias. Proponen una reforma profunda de la actual tasa turística para “garantizar el retorno social del turismo y compensar sus impactos negativos”, dicen. Esta reformulación pasaría por crear una ecotasa para invertir en los espacios naturales y rurales de Cataluña, y para contribuir a revalorizar los elementos patrimoniales y de relevancia social y cultural.

En el caso de Barcelona y debido al especial impacto que tiene el turismo sobre la ciudad, el municipio debería gestionar el 100% de los ingresos de esta ecotasa.

Partido Popular: No a la tasa turística

Los populares, junto con la CUP, son las dos formaciones que hacen menos referencias al sector turístico en su programa. En el caso del partido de García Albiol prácticamente se reduce a la propuesta de suprimir la tasa turística sobre los establecimientos turísticos. Hacen una declaración de intenciones defendiendo que “Cataluña debe seguir siendo un referente internacional en la celebración de ferias y congresos” y comprometiéndose con certámenes como el Mobile World Congress.

Unió Democràtica de Catalunya: Sí al turismo

El partido de Unió Democràtica (UDC) se presenta por primera vez a las elecciones en solitario y con un programa propio. El capítulo dedicado al turismo es el más extenso de todas las formaciones con referencias abundantes hacia el sector.

“El turismo es uno de los sectores económicos más dinámicos y generadores de empleo de nuestro país, un sector que tiene un impacto directo sobre otros sectores económicos, y que, por tanto, no le podemos dar la espalda”, aseguran.

Afirman que reclamarán al Gobierno la aplicación de un IVA reducido sobre el sector turístico y que pedirán reducciones de las cuotas de la seguridad social para aumentar los meses de actividad y reducir la estacionalidad.

Otras propuestas: la regulación de las nuevas formas de economía colaborativa en el sector turístico; evitar duplicidades entre las organizaciones de gestión turística, y ayudas a la financiación y asesoramiento de los emprendedores turísticos.

La CUP: turismo = especulación

La referencia al turismo por parte de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) es del todo testimonial. La lista de Antonio Baños sólo circunscribe la actividad turística en un sector “especulativo” ligado a aspectos como la “temporalidad”.

0 0 0 0