Los guías oficiales de turismo piden acciones contra el intrusismo profesional

Los profesionales que ejercen de guías turísticos con el carné expedido por la Generalitat piden a la administración local y autonómica que persigan a los guías que actúan sin la habilitación correspondiente en los espacios reservados para los guías oficiales.

En las diferentes manifestaciones que se han producido en Barcelona se ha podido escuchar la voz de los guías turísticos. “El Ayuntamiento no nos escucha y estamos sufriendo intrusismo profesional”, explican en sus movilizaciones. Critican la pasividad de la administración en tomar medidas. “Nosotros pagamos impuestos y tenemos que pasar un examen para poder ejercer”, apuntan en su defensa.

Aseguran que en Cataluña cada vez hay más guías sin licencia que les hacen competencia desleal. La normativa que regula la actividad de guía turístico ya dice que es una actividad de libre prestación excepto en el interior de los monumentos declarados bien cultural de interés nacional y de los museos inscritos al Registro de Museos de Cataluña. En muchos lugares no se está cumpliendo y los guías sin el carné oficial son, ahora mismo, mayoría. Los principales competidores son, por un lado, los llamados free tours, guías que trabajan a cambio de la voluntad, y por el otro, guías extranjeros con un alto grado de desconocimiento del destino que actúan durante los meses de verano contratados por agencias de viajes.

Desde la administración catalana ven imparable el proceso de liberalización de la actividad y apuestan para encontrar fórmulas de distinción de los guías diferentes a la exclusividad o restricción. Uno de los caminos para apoyar a los guías sería la creación de alguna certificación de calidad en el servicio que ofrecen.

0 0 0 0