Marc Castells: Las Vies Blaves son un macroproyecto turístico. 300 km transitables por los cauces de los ríos de la demarcación de Barcelona

La Diputación de Barcelona está poniendo en marcha un gran proyecto turístico denominado VIES BLAVES (VÍAS AZULES). La idea es hacer transitables los cauces de los ríos Llobregat, Anoia y Cardener. Para saber exactamente en qué consiste y por qué fases debe pasar el proyecto hasta que sea una realidad, COMUNICATUR ha entrevistado a Marc Castells, alcalde de Igualada y Vicepresidente segundo de la Diputación de Barcelona.

¿Cómo empezó la idea? ¿Qué se busca con este proyecto?
Nos rondaba la idea, en el ámbito del turismo, buscar un proyecto que fuera muy emblemático, que fuera más allá de una legislatura, un proyecto que pudiera visualizar el patrimonio natural, industrial e, incluso, el gastronómico, y lo queríamos hacer a través del río, descubrir los paisajes del territorio. Esta es la idea inicial.

marccastells_diba3Cuáles son los ríos implicados?
Tenemos la suerte de tener un gran río, el Llobregat, que es el único que nace y muere en la demarcación de Barcelona. Y aprovechando que tiene dos afluentes muy importantes, el Anoia y el Cardener, presentamos un proyecto de 300 km de Vies Blaves, que serán esos senderos y recorridos que se podrán hacer a pie. Esto nos da múltiples posibilidades de hacer diversos itinerarios, explorar diversas fórmulas de llevarlos a cabo, y podremos complacer desde aquellas personas que quieren hacer un turismo de senderismo extremo, con grandes recorridos, hasta aquellas que se pueden desplazar en ferrocarril, hacer un tramo andando o hacer una actividad, volver andando y coger de nuevo el ferrocarril para volver.

¿Está pensado para el turismo de proximidad?
Queremos tocar inicialmente un turismo doméstico, de la zona de Barcelona y área metropolitana y atraerlo hacia estas zonas de interior. También el turismo que venga de Europa, que quiere disfrutar de un país como el nuestro, que tiene muchas maravillas que de momento están por descubrir. Barcelona es un foco de concentración, pero es mucho más y esta puede ser una herramienta para descubrirlas.

La idea, pues, no es tan sólo recuperar los cauces de los ríos, sino también poner en valor el patrimonio tanto natural, como arquitectónico o industrial…¿pero esto cómo se hará? ¿Cómo se combinará? Si tú vas por el cauce de un río y quieres ir a ver una colonia industrial, por ejemplo, ¿qué tendrás que hacer?
Por ejemplo, para mí, que soy padre de familia i soy de Barcelona, un sábado ideal podría ser desplazarme en ferrocarril hasta Manresa. Puedo visitar Manresa, la Seu, y hacer parte del Camino de San Ignacio (que es la apuesta que llevan a cabo los jesuitas) y, andando, paseando tranquilamente con mi familia por la vereda del río durante una hora o una hora y media, puedo llegar hasta Món Sant Benet, y por el camino descubrir lugares por los que no ha pasado nadie desde hace muchos años.

Andando, entiendo…o en bicicleta
Andando o en bicicleta! Andando sería perfecto. En el Món Sant Benet puedo visitar el patrimonio y la parte museística, pero también puedo hacer con mis hijos un curso de cocina que previamente habría reservado por internet. Me lo paso bien con mis hijos, me quedo a comer y después, para digerir la comida, vuelvo andando hasta Manresa y cojo el ferrocarril hacia mi casa. He pasado un día perfecto sin necesitar el coche. Y esto se puede hacer igualmente en otros lugares, como Igualada, por ejemplo. Puedo visitar Igualada y después ir hasta el molino papelero de Capellades. Hay múltiples posibilidades.

Ustedes hablan de aportar una importante cantidad de dinero, 25 millones, para el proyecto. ¿Podríamos decir que es uno de los proyectos turísticos más importantes que se hayan hecho en Cataluña?
Estamos dedicando todo nuestro esfuerzo en hacer posible este proyecto que, efectivamente, es un macroproyecto de 25 millones de euros, que tiene una dificultad muy grande. Se está haciendo algo administrativamente enorme, un plan director urbanístico que incidirá sobre los tres ríos y que, por ello, nos permitirá entrar como Administración y hacer vados, puentes, reconstruir…y ello supone una obra de enorme magnitud. Pensamos que tardaremos tres o cuatro años en tener toda la obra ejecutada. Son 300 km, llegaremos a 65 municipios, en los cuales actuaremos sobre el paisaje, realmente mejoraremos aquellos cauces de río que se habían convertido en cloacas a cielo abierto; hace treinta o cuarenta años –y yo vivo al lado del río Anoia-, los ríos eran el lugar donde se vertían incluso electrodomésticos…

marccastells_diba1Por tanto, también hay un aspecto medioambiental muy importante…
Esta recuperación de los espacios nos permitirá visualizar el trabajo que se ha hecho del saneamiento de nuestras aguas por parte de la Generalitat de Catalunya a lo largo de treinta años. Se han hecho quinientas depuradoras, y eso nuestros ríos lo notan. ¿Hay que hacer más? Sí. Por tanto, cada vez más, tenemos la sensación de que este proyecto se alinea con la capacidad de que nuestros espacios fluviales tengan una regeneración profunda, y también con la estrategia medioambiental del país. Por eso apostamos y lo hacemos tan fuerte.

Este plan lo ha desarrollado la Generalitat. Aquí hay una buena colaboración entre las dos administraciones, pero ¿qué papel tendrán las administraciones locales? Porque, aparte de la inversión inicial, los cauces al lado de los ríos seguramente se estropearan (con el uso), habrá que hacer un mantenimiento…¿habrá también presupuesto para hacer ese mantenimiento? ¿Irá a cargo de los entes locales?
Primero debemos llegar a un acuerdo con la Consejería de Territorio, con Turismo y con la Agencia Catalana del Agua (ACA), ya que atravesamos por cauces de los ríos. Tenemos que hacer vados que ya hemos pactado con el ACA. Todo lo relativo a la relación Diputación-Generalitat –para la parte más grande del proyecto, que es la urbanística/administrativa- está resuelto con una colaboración excelente por parte del Departamento de Territorio; por otra parte, la Diputación es quien pone el grueso económico en este proyecto, así como el liderazgo técnico y el liderazgo del proyecto i, en tercer lugar, están los ayuntamientos, como bien apuntabas.

¿Han encontrado buena disposición en los municipios?
Los municipios están encantados, porque es una recuperación del patrimonio y se beneficiaran todos ellos. Muchos municipios descubrirán municipios cercanos porque si no pasa una carretera por ahí, no van. En cambio, con los ríos arreglados seguramente lo tendrán mucho más cerca si van andando o en bicicleta. La inversión la hará lógicamente la Diputación, y después firmaremos un acuerdo para que sean los ayuntamientos –o mancomunidades, o consejos comarcales- los que puedan hacer el mantenimiento de todo ello, ya que generaremos economías de escala. Debemos recordar que en algunos tramos ya recuperados del Besós, o del Llobregat, en la parte más cercana al mar, hay una ocupación intensiva. El mantenimiento es importante, pero más fácil de lo que parece. Aun así, la Diputación velará para que este proyecto sea impecable, es decir, queremos ser un referente en Europa y en el mundo de cómo se puede hacer una obra de este tipo de gran envergadura.

Desde el punto de vista estrictamente turístico, ¿se ha hablado también con las pequeñas empresas locales? Si se quiere hacer el recorrido en una semana, ¿habrá algún tipo de descuento, entrada combinada con museos o con alojamientos? También se debe tener en cuenta el tema gastronómico…¿el sector privado ha “vibrado” con el proyecto en este sentido?
Ahora que hemos dado a conocer el proyecto, nos encontraremos con casos de personas que tienen alguna propiedad, por ejemplo, algún pequeño molino papelero al lado del río y se plantea montar un restaurante… Nosotros estamos poniendo las herramientas para que estos proyectos avancen. Por otra parte, estamos estudiando –aunque aún estamos en fase embrionaria- otros servicios complementarios. Por ejemplo, si una familia de Piera quiere ir en dos horas y media al Delta del Llobregat en bicicleta, que después pueda usar un servicio de transfer que lleve hasta la estación de tren. El proyecto está en marcha, pero nos encontramos aún en la fase urbanístico-administrativa y por ahora lo que hacemos es ir pensando y trabajando. Cuando llegue el momento pediremos al sector privado que nos ayude a empujar el proyecto. Tendremos que encontrar sinergias con el sector privado, de forma que se pueda crear ocupación, crear riqueza y reforzar nuestro país. Es un discurso que ahora no está de moda, pero creo que es importante.

Hay ejemplos de éxito en el territorio, como es el caso de “El tren del cinquè llac” (“El tren del quinto lago”), alrededor del cual se creó una infraestructura, una red, que ha generado paralelamente la creación de producto turístico, pero por parte del propio sector, sin que hubiera previamente una estrategia clara en este sentido por parte de la Administración…
Estoy de acuerdo…es decir, este proyecto es eso: tú pones la semilla para que crezca un gran proyecto, un gran bosque…

¿En qué fase concreta está ahora el proyecto ejecutivo?
El plan director urbanístico está en proceso de redacción y en fase de licitación ahora mismo. Es una licitación de 300.000 € para hacer todo el planteamiento, para poner orden (ya que el proyecto pasa por propiedades rústicas, por propiedades urbanas, por suelo público…). Antes de acabar el año debería estar todo resuelto. La Generalitat, a quien le ha sido adjudicado, llevará a cabo una tramitación urbanística exprés, y esto también es muy importante, porque no nos alargaremos varios años, solamente un año y medio, aproximadamente.
Paralelamente a estos trámites urbanísticos, tenemos ya en licitación los proyectos ejecutivos del Llobregat, del Cardener y del Anoia. Por tanto, mientras se está haciendo el trámite urbanístico, se realiza al mismo tiempo el proyecto ejecutivo. De esta forma, cuando tengamos la planificación urbanística y el proyecto ejecutivo, ya podremos licitar la obra.

¿Qué se hará con las propiedades privadas? Porque debe haber bastantes tramos que son privados…
Sí, pero con el Plan Director dejaran de serlo. Se hará una expropiación de todo el río, que pasará a ser totalmente público. Este es el gran cambio y por ello es tan complejo. Queremos poner 300 km al servicio de la gente y lo haremos respetando a todo el mundo y correctamente. Nosotros decimos que estamos haciendo una obra “de mancomunidad”. Prat de la Riba, hace cien años, ya dijo que en cada municipio debía haber una biblioteca y un servicio de teléfono…pues nosotros esto lo extrapolamos al siglo XXI. Y ahora os haré un spoiler: este es nuestro primer proyecto, pero nuestra voluntad sería incorporar las “vies blaves” al río Foix, a la Tordera…a todos los ríos importantes. Esto es el principio y, es posible –y esta es la voluntad- que con las otras Diputaciones se pueda trabajar un proyecto de vies blaves a nivel de país.

marccastells_diba2¿Por qué el nombre de “Vies Blaves”?
Fijaos…le llamamos “vía” por las vías romanas, porque fueron las primeras que unieron el territorio. Es un nombre que suena bien, se puede comparar (turísticamente) con las “vías verdes”. Cuando vamos a vender turismo de senderismo a Europa, donde hay una cierta tradición, el mapa de Cataluña queda un poco “pobre”. Ahora bien, cuando pongamos los 300 km de vies blaves, ¡ya será otra cosa!. Se podrá vender una estrategia de senderismo a nivel europeo muy importante. Este es uno de los aspectos que deberemos trabajar de cara al futuro.

Aquí (en Cataluña) siempre ha habido una cierta tendencia a hacer excursionismo, hay muchos GR. Alguna de las “vies blaves” pasa por GR importantes, y aquí las federaciones, las entidades excursionistas, tienen un papel importante. ¿Se está hablando con ellas?
Somos un país al que le gusta andar, nos gusta salir, y estamos muy orgullosos de que la gente y las federaciones, las uniones excursionistas, se hagan suyo el proyecto. Lo que nos gustará es trabajar en cuanto estén hechos los recorridos, hacer algunas actividades que generen sinergias. Por ejemplo, si la unión excursionista de un lugar determinado organiza una carrera, ¿por qué no hacerla en el tramo de via blava que le corresponda? De esta forma, lo damos a conocer, lo ponemos en valor. Nos gustará trabajar con ellas en este sentido.

¿Señalización propia o internacional?
Haremos una señalización de via blava concreta. Ya estamos trabajando en ello. Queremos unificar una única señalización para todo el territorio, así todo el mundo sabrá que quien esté en una via blava de la Diputación de Barcelona tiene garantizados unos niveles de calidad importantes. En esto sí que seremos muy persistentes.

0 0 0