Los productos turísticos se deben explicar al cliente como si fuera una experiencia

Los alojamientos, las agencias de viajes o los destinos no venden productos turísticos sino experiencias. Las redes sociales son los aliados del sector para dar a conocer estas experiencias.

Las redes pueden destrozar la reputación de un establecimiento o un destino. Generalmente los actores de las redes suelen enviar mensajes positivos y por ello se ha de compensar estas reviews positivas. A la vez hay que ser consciente de que el público puede hundir el negocio dando malas opiniones. En sus exposiciones de formación, la experta en marketing y tecnología del turismo, Montse Peñarroya, afirma que no hay límites en las redes sociales en el mundo del turismo y el cliente tiene el poder y por lo tanto debe ser el centro de todas las acciones que realice el sector.

Los clientes buscan información de las compañías turísticas a través de sus teléfonos móviles así que las empresas deben estar allí donde están sus clientes, es decir, en los dispositivos móviles. La industria está evolucionando rápidamente y en cuanto a la tecnología en el turismo, una idea es clara: no es más fuerte y más inteligente el que sobrevive sino el que es capaz de adaptarse a los cambios.

0 0 0 0