Los apartamentos turísticos son la tendencia del alojamiento de futuro

Buena parte de los turistas actuales buscan alojarse en apartamentos. Es una tendencia mundial y los clientes no diferencian, ni les preocupa, la legalidad o no del establecimiento.

Las moratorias de las administraciones para evitar la proliferación de viviendas turísticas pueden convertirse en una guerra perdida. Cuando existe una presión por parte de la demanda, detener la oferta concreta está condenado a generar el producto de forma irregular.

El reto está en encontrar el equilibrio entre combatir la ilegalidad y poder dar respuesta a las necesidades de los clientes de los apartamentos. El turismo urbano va ligado cada vez más al alojamiento en vivienda turística. No se puede luchar contra la tendencia de los ‘city breaks’ y la voluntad de estos turistas a sentir la experiencia que viven en una casa con su cocina incorporada, por supuesto.

En las ciudades se ha instalado la idea de que la proliferación de los apartamentos turísticos ha provocado un aumento del precio de los pisos de alquiler habitual. Los ciudadanos han visto en los pisos turísticos una amenaza. Barcelona es una de esas ciudades. Pero un reciente seguimiento de la empresa InAtlas sobre la oferta presente en Airbnb ha demostrado que los barrios donde ha subido más el precio del alquiler no coinciden con los que tienen más anuncios turísticos. Por tanto, en el caso de Barcelona los datos indican que no hay una relación directa entre el incremento del precio del alquiler con la irrupción de los apartamentos turísticos.

0 0 0