El AVE no afecta al liderazgo del corredor aéreo BCN-Madrid

A pesar de la puesta en marcha del corredor de Alta Velocidad (AVE) Madrid-Barcelona, la ruta aérea entre Barajas y El Prat se mantiene como la principal conexión aérea entre dos aeropuertos europeos y continúa ostentando el liderazgo en número de operaciones entre dos ciudades europeas.

Según los datos provisionales hechos públicos por Eurocontrol, la conexión aérea entre estos dos aeropuertos sigue siendo la de mayor trafico en toda Europa con un total de 39.388 vuelos, 19.436 salidas y 19.952 llegadas, pese a una reducción del tráfico que se justifica por la puesta en marcha del AVE en este trayecto.

Tras Madrid-Barcelona, aunque a mucha distancia, las conexiones más importantes son Milán-Linate/Roma-Fiumicino (27.316 vuelos) y Toulouse/París-Orly, (19.482).

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de pasajeros que utilizaron el transporte aéreo entre destinos españoles descendió un 23,1% en enero de 2009 respecto al mismo mes de 2008, hasta situarse en 2,3 millones de usuarios, mientras que los que usaron el AVE-Larga distancia se incrementaron un 14,4% y superaron los 1,6 millones.

Renfe prevé que, pese a la actual crisis, este año se registre un aumento de pasajeros de entre el 10 y el 15% en ese trayecto. En poco más de un año de funcionamiento, el AVE se ha colocado a la cabeza de la alta velocidad en España. Desde el 20 de febrero de 2008, el tren ha incrementado un 195% sus viajeros entre la capital catalana y Madrid, mientras que el avión ha perdido un 28,6%

En diciembre de 2007, el 88,2% de los viajeros del corredor Barcelona-Madrid utilizaba el avión frente al 11,8% que viajaba en tren, pero en enero pasado los pasajeros que viajan en avión son el 51,8% y los que lo hacen en tren un 48,2%.

Actualmente cuenta con veinticinco frecuencias por sentido, que ofrecen alrededor de 13.000 plazas diarias. Cabe destacar el descenso del 16,5% registrado en los trayectos entre Madrid y Camp de Tarragona. Ag./EP

0 0 0