La actividad turística extranjera, un 1,4% más en Cataluña

El sector turístico continuará creciendo durante este año en Cataluña, según la última edición del Índice UAB de Actividad Turística.

A pesar de registrar un incremento menor al de los últimos dos años, el turismo será una vez más un balón de oxígeno para el global de la economía del país, en un contexto económico general que hace más necesario que nunca el impulso del sector para contrarrestar los efectos de la crisis económica.

El Índice UAB de Actividad Turística pronostica para el sector catalán un aumento del 1,4% de la actividad turística de los extranjeros durante el 2012. Tras el bienio de retroceso de los años 2008 y 2009, el 2012 será el tercer año consecutivo con datos positivos, hecho que muestra la buena salud del sector turístico catalán.

El crecimiento, sin embargo, será menor al registrado los años 2010 (6,5%) y 2011 (3,5%), en el que hubo efecto rebote y trasvase de flujo procedente de destinos del Magreb socialmente inestables. La desaceleración del 2012 se considera consecuencia de factores como el contexto de mayor incertidumbre económica general, la menor bajada coyuntural en mercados competidores como Egipto o Túnez, y la organización de grandes eventos deportivos en otros países.

Según los pronósticos de la UAB, el número de turistas extranjeros podría crecer un 3,2% y llegar a los 15,5 millones de personas, casi medio millón más que el año pasado. En cuanto a los principales mercados emisores, se espera un ligero aumento de turistas franceses e italianos (un 0,7% y un 0,4% más que el 2011, respectivamente), una leve disminución de turismo alemán (-0,1%) y un retroceso más significativo con respecto a los británicos, que celebran los JJ.OO. (-5,5%), belgas y holandeses (-2,8%).

La previsión no incluye a los turistas españoles, que se prevé sean menos que en 2011. Hay que destacar un significativo incremento de turistas procedentes de los considerados mercados emergentes, como por ejemplo Asia oriental (especialmente chinos) y Norteamérica. El conjunto de los mercados que no son los más tradicionales subirá un 10,1%.Si se analizan los datos de la última década, los mercados emergentes ganan peso en el conjunto de la demanda turística, pasando del 26,4% al 38,5%.

El gasto real de los turistas extranjeros en Cataluña crecerá entorno de un 1,6% respecto el 2011, situándose en 11.500 millones de euros, con protagonismo de nuevo de los mercados emergentes, que aumentarán su gasto en un 7,6%, mientras que disminuirá el gasto de italianos, británicos y, en menor medida, de franceses, belgas y holandeses.

Sin embargo, y como consecuencia de la mayor incertidumbre económica, se prevé un descenso del gasto por turista por segundo año consecutivo. Retrocedería un 1,6%, situándose este año en 741 euros. Se confirma la fortaleza de la marca Barcelona como destino tractor -ligado a la desestacionalización- y el previsible crecimiento de Tarragona.

En definitiva, el escenario es optimista, a pesar de las previsiones de recesión general. Una de las pocas formas de salir de la crisis es vender al exterior, y el turismo catalán parece que hace los deberes, y deberá seguir por este camino.

Índice UAB 2012

0 0 0