La guerra entre el AVE y el avión se traslada a Granada

La competencia entre el tren y el avión por captar clientes ha abierto un nuevo capítulo en la conexión Madrid-Granada. Renfe y las compañías aéreas han entrado en una lucha de precios con la entrada en servicio del AVE en esta ruta.

La puesta en marcha de la alta velocidad en Granada este mes de junio ha abierto las puertas a las tarifas low cost. Una tarifa promocional de 35 euros en los convoyes a Madrid está dando un mordisco a las reservas aéreas. Renfe pone unas 2.000 plazas en las tres circulaciones diarias por sentido entre Granada y Madrid.

Las aerolíneas no quieren perder viajeros en beneficio del tren y ya han empezado a rebajar el precio de los billetes. Air Nostrum opera medio centenar de vuelos cada semana, cuatro frecuencias diarias, entre las dos ciudades y a puesto billetes a unos 40 euros. La situación se asemeja a la vivida en la ruta Madrid-Barcelona en la que el AVE ha ganado la partida al avión. La distancia y el tiempo en recorrer la ruta Granda-Madrid en AVE y avión es muy similar al que emplean estos dos medios de transporte en Barcelona-Madrid. En este sentido, las previsiones para la alta velocidad son muy positivas y un peligro para la filial de Iberia.

Diferente resultado se prevé para la conexión de AVE entre Granada y Barcelona. El trayecto de 6 horas y media no ofrece una ventaja competitiva frente al transporte aéreo, que en este caso es mucho más rápido.

0 0 0